Obispo: “Soy un guerrero. Estoy listo para mañana”

SAN PEDRO DE MACORÍS.- No tiene el escudo de los espartanos. Ni la armadura de los caballeros ingleses. Tampoco el favor de la tecnología de los norteamericanos. Lo suyo es brazo y corazón. Y a Wirfin Obispo le sobran.

“Soy un guererro. Estoy listo para mañana (este sábado). Si es para ayudar a este equipo a ganar, lanzaré todos los días”, manifestó Obispo después de salvar este viernes la victoria 5-3, sobre los Leones del Escogido, que no obstante clasificaron para el Round Robin. Lo mismo los Tigres del Licey, cuyo partido frente a los Gigantes del Cibao se pospuso por lluvia, en el Estadio Quisqueya Juan Marichal.

Obispo no ha fallado en oportunidades de salvar juego esta temporada. Tiene de 8-8. Este viernes lanzó una entrada de una carrera, remolcada por un doble de Iván Castillo.

“Le dejé un slider que se quedó alto. Cometí un error y eso es lo que pasa cuando cometes un error”, explicó Obispo sobre el lanzamiento al cual Castillo pegó su batazo empujador en la novena entrada, antes de dominar a los peligrosos Ryan Court y Franchy Cordero, con ponche y elevado al
torpedero, respectivamente.

“Me entusiasmé cuando ponché a Court”, reveló Obispo. “Cuando vi a Franchy, me dije que él no me dañaría el juego. Si tenía que darle la base por bolas, se la iba a dar, pero no le iba a lanzar nada bueno. Se me fue con un slider afuera y gracias a Dios sacó el elevado. Pero yo no le iba a
lanzar bien”.

La victoria puso a las Estrellas (20-26) a un juego de la cuarta posición, la última que da derecho a la clasificación para el Round Robin, la cual ocupan las Águilas Cibaeñas (21-25), equipo frente al cual las Estrellas jugarán sus últimos dos partidos de la Serie Regular, el lunes (en el Estadio Tetelo Vargas) y el martes (en el Estadio Cibao).