Canadá generó 290,000 empleos en mayo pero el desempleo aumentó al 13.7 %

La economía canadiense añadió 290,000 empleos en mayo, tras perder más de tres millones de puestos de trabajo en marzo y abril a consecuencia de la pandemia del COVID-19, aunque la tasa de desempleo se elevó al 13.7 %, la cifra más alta desde que se recopila este indicador en el país.

La razón por la que la tasa de desempleo aumentó a pesar de la creación de 290,000 empleos es fruto de que 491,000 personas, en su mayoría estudiantes en busca de empleo ante la falta de actividad educativa, se sumaron a la búsqueda de un trabajo, dijo el organismo público Estadísticas Canadá (EC).

En febrero, antes de que se iniciase la pandemia en el país, la tasa de desempleo se situaba en el 5.6 %. En marzo, la tasa aumentó al 7.8 % después de que la mayoría del país decretase en la segunda mitad del mes el parón de actividades consideradas no esenciales para la economía.

Y en abril, en el que el país aplicó las medidas de confinamiento y cese de las actividades no esenciales en la totalidad del mes, la tasa de desempleo se situó en el 13 %.

En mayo, la mayoría de las provincias canadienses empezó a relajar el confinamiento, lo que contribuyó a la creación de 290,000 empleos, la mejor cifra en los últimos 45 años.

La cifra supone una recuperación del 10 % de las pérdidas causadas por el COVID-19, superando las expectativas de los economistas, que en su mayoría habían previsto que la destrucción de empleo se mantendría en mayo.

EC dijo que alrededor del 75 % de los empleos creados en mayo fueron a tiempo completo. Por género, la creación de empleo beneficio más a los hombres (206,000 puestos de trabajo) que a mujeres (los 84,000 restantes).

Quebec, la provincia más afectada por el virus fue también la que lideró la creación de empleo en mayo. La provincia francófona generó el 80 % de los empleos, 231,000 gracias que a mediados de abril autorizó la reanudación de la actividad en el sector de la construcción.

A principios de mayo, la provincia también levantó otras restricciones económicas alrededor de la ciudad de Montreal, el principal centro urbano de Quebec.

Ontario, el motor industrial de Canadá, fue la única provincia que destruyó empleo en mayo aunque las pérdidas fueron inferiores a las experimentadas en marzo y abril. La provincia, la segunda más afectada por COVID-19, mantiene fuertes restricciones a la actividad económica.