El BID dice el Estado dominicano carece de recursos para cumplir con objetivos

El representan del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) considera que la República Dominicana podría enfrentar problemas para atender los desafíos que se tienen en materia económica y especialmente social.

Así lo expresó Miguel Coronado Hunter, representante del BID en el país, quien agregó que la política pública del Estado adolece de insuficientes recursos para cumplir sus objetivos debido a la estrechez fiscal que surge de las debilidades y desafíos que se tiene con el sistema tributario, la calidad del gasto público y la tendencia a la inestabilidad fiscal que esto genera, así como las debilidades de los mecanismos de control interno.

“Consideramos que hay espacio de mejora en las bases institucionales del país especialmente en lo referente a su sistema tributario, a su institucionalidad y a la responsabilidad fiscal de mediano y largo plazo. Sin estas bases no va a ser posible dar respuesta a necesidades que han sido plantear un ente y atender los desafíos que se tienen en materia económica y especialmente social”, expresó.

Agregó que se considera que los ingresos del país son bajos en comparación con el resto de la región. La presión tributaria de la República Dominicana es la tercera más baja de la región y alcanza casi el 14% del Producto Interno Bruto.

Sin embargo, detalló que desde hace un par de años están observando, sin duda, una mejora en las recaudaciones tributarias de tal manera que la Dirección General de Impuestos Internos ha estado cumpliendo de forma puntual y eficaz con las metas de recaudación. “Aunque los resultados de este año estarán por debajo de esa meta fijada debido principalmente a los descensos en la actividad económica registrados durante el año”, se espera que en el mediano plazo la DGII continúe mejorando.

Miguel Coronado Hunter, representante del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), habló al encabezar la charla “Economía Dominicana desde la perspectiva del Banco Interamericano de Desarrollo”, realizada en la Facultad de Economía de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), donde señaló que para lograr aumentar las recaudaciones a nivel promedio de la región se requieren de medidas que vayan más allá de una buena administración tributaria.

Expuso que las instituciones públicas tienen retos en la planificación y en la asignación de gastos entre las partidas, en la práctica, se registran gastos no presupuestados y partidas presupuestarias genéricas con limitadas información y quedan y denotan una gran oportunidad para su calidad.

“Esta falta de información no ayuda a un buen desempeño en el ejercicio de las políticas públicas, aún a la falta de consolidación de una transparencia y a una mayor necesidad de recursos para la atención de las necesidades posiblemente ante duplicidades que se presentan en gastos”, indicó el ejecutivo.

Asimismo, Miguel Coronado dijo que las transferencias y los subsidios que ascienden cerca al 3% del Producto Interno Bruto son superiores al promedio regional que alcanza a llegar al 1.7 del PIB.

Amplió que las ganancias derivadas de una reorganización del gasto público, que aumente la eficiencia y ayude a identificar la fuga de recursos, según estudios que han realizado, podrían oscilar en una ganancia de entre 1.7 y un 3% del Producto Interno Bruto.

Apuntó que la inestabilidad fiscal es consecuencia de los desafíos que ha señalado anteriormente. “Las bajas recaudaciones y la gran cantidad de subsidios y exoneraciones, sumado a un alto nivel del gasto público puede conseguir a que se siga creciendo en materia de endeudamiento público”, dijo.

Señaló que la República Dominicana es uno de los cuatro países que todavía no tiene establecido un marco fiscal de mediano plazo que aborde detalle de los resultados y propósitos de la política fiscal en el presente y en el futuro y la consistencia con las cifras presupuestales con las metas fiscales y con las previsiones macroeconómicas.