Generadores señalan que nivel de pérdidas de EDE las hace “inviables”

El nivel de pérdida promedio que registran las tres empresas distribuidoras de electricidad (EDE) continúa empeorando, y para el trimestre abril-junio de 2021 cerró en un 33.4 %, lo que representa un aumento de 3.6 puntos porcentuales con relación a igual período del año pasado, cuando era de 29.8 %.

Ese nivel supone que las tres compañías públicas perdieron más del 33 % de la energía que deberían cobrar a los usuarios, una cifra que el sector empresarial, específicamente las empresas generadoras de electricidad, ven con preocupación.

Manuel Cabral, vicepresidente ejecutivo de la Asociación Dominicana de la Industria Eléctrica (ADIE), aunque justificó el aumento de las pérdidas por la pandemia de COVID-19 y algunas medidas que se tomaron en ese sentido, manifestó que una compañía que presente esos niveles es “totalmente inviable”.

“Lamentablemente, seguimos con los problemas en la distribución. Las pérdidas han subido. Obviamente la pandemia aportó eso, decisiones que se tomaron para no cortar la electricidad y no se han terminado de hacer las inversiones que se necesitan. Si pierdes el 33 % de lo que compras y no lo puedes cobrar, pues obviamente no vas a poder subsistir”, declaró Cabral.

Las tres compañías (Edeeste, Edesur y Edenorte) aumentaron su nivel de pérdida interanual entre 1.5 y 6.2 puntos porcentuales, de acuerdo a las estadísticas de la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (Cdeee).

Edeeste perdió, en el trimestre abril-junio de este año, el 50.7 % de la electricidad que se transmitió a través de las redes, un incremento de 6.2 puntos porcentuales al compararse con el 44.5 %.

Mientras tanto, la empresa pública Edesur cerró el segundo trimestre de este año con pérdidas de un 25.6 %, un alza de 2.6 puntos porcentuales con relación al 23 % de igual fecha de 2020.

Entre tanto, Edenorte registró pérdidas un nivel de 22.4 % entre abril y junio pasado, lo que significó un aumento de 1.5 puntos porcentuales al medirse con el 20.9 % que se observó en igual período de 2020, según datos de la Cdeee.

El ejecutivo de la ADIE planteó que las empresas distribuidoras tienen que ser financieramente sostenibles, reducir sus gastos operativos y bajar el nivel de las pérdidas.

“Esto (el nivel de las pérdidas eléctricas) conlleva a que el Estado haga anualmente un pago por subsidio a las distribuidoras de cerca de 1,000 millones de dólares, lo cual es un peso económico muy fuerte para el gobierno. Es necesario ir por la ruta que el gobierno ha anunciado, ellos tienen planes buenos y voluntad para hacer una reorganización en las distribuidoras y lo que tenemos es que comenzar a ver los resultados de eso”, indicó Cabral.

En cuanto a la deuda que mantiene el Estado con los generadores de energía, el vicepresidente ejecutivo de la Asociación Dominicana de la Industria Eléctrica reveló que el gobierno está pagando a tiempo y de manera constante.

“La evolución de la deuda es positiva. Los gobiernos finalmente entendieron —y este lo está aplicando— que pagar la deuda a tiempo es lo ideal, y están manteniendo el pago. Se están pagando las facturas, no se están atrasando como antes”, afirmó el vicepresidente ejecutivo del gremio que agrupa a los generadores eléctricos.

A diciembre de 2020 –según las cifras de la ADIE- las distribuidoras y las EDE adeudaban a las diferentes empresas generadores pertenecientes a esa asociación US$211.6 millones.