Gobierno argentino toma US$1,300 millones de reservas para pagar deuda

El nuevo Gobierno argentino dispuso este jueves la emisión de Letras del Tesoro por más de US$1,300 millones que serán suscriptas por el Banco Central, a 10 años de plazo, y tendrán como destino el pago de la deuda pública del país, inmerso en una grave crisis económica.

La medida fue formalizada a través de una resolución de las secretarías de Finanzas y Hacienda, publicada este jueves en el Boletín Oficial.

La resolución dispone la emisión de Letras del Tesoro Nacional por hasta US$1,326.5 millones a ser suscriptas por el Banco Central que devengará intereses “en función de la tasa de interés que devenguen las reservas internacionales del BCRA para el mismo período y hasta un máximo de la tasa LIBOR anual menos un punto porcentual”.

La decisión del Poder Ejecutivo, a cargo del peronista Alberto Fernández, se fundamenta en la nueva ley de “solidaridad social y reactivación productiva”, que autoriza al Gobierno a utilizar hasta US$4,571 millones de las reservas del Banco Central de la República Argentina (BCRA) para pagar compromisos de deuda.

“Se considera pertinente la cancelación de los servicios de deudas denominadas en moneda extranjera, mediante la utilización de reservas en el marco de lo establecido en el Título IX de la citada ley, entregando como contraprestación al BCRA, Letras del Tesoro emitidas en dólares estadounidenses”, justifica la medida publicada en el boletín.

Argentina no tiene actualmente acceso a los mercados de capital internacionales para acceder a la financiación de sus vencimientos de deuda.

El Gobierno de Fernández, quien asumió la Presidencia el 10 de diciembre pasado, reafirmó su voluntad de pago de la deuda pública y Argentina se apresta ahora a iniciar una negociación de extensión de plazos de pago de sus deudas con acreedores privados y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

La Administración del conservador Mauricio Macri (2015-2019) se vio obligado a renegociar el vencimiento de algunas obligaciones de deuda a corto plazo en medio de la crisis que atraviesa la economía argentina, en recesión desde abril de 2018.

La deuda externa a valor nominal alcanzó en el tercer trimestre los US$276,686 millones, de acuerdo a los últimos datos oficiales disponibles.