Gobierno francés y sindicatos no logran acuerdo sobre reforma al sistema de pensiones

El Gobierno francés no consiguió desactivar este jueves el conflicto abierto con los sindicatos sobre la reforma de las pensiones, después de que la reunión multilateral mantenida para intentar llegar a un acuerdo antes de las vacaciones se cerrara sin avances concretos.

El Ejecutivo, los sindicatos y la patronal se dieron nueva cita en enero para continuar las discusiones en torno a un proyecto que busca sustituir los 42 regímenes actuales de pensiones por un sistema universal por puntos.

“Nada ha cambiado. Lo único concreto es que el primer ministro (Édouard Philippe) no ha escuchado a la calle”, indicó el secretario general del sindicato CGT, Philippe Martinez, a la salida del encuentro.

Aunque la rama ferroviaria de la central UNSA hizo un llamamiento a la tregua estas Navidades, su agrupación es solo la segunda del sector y la tercera entre los conductores de trenes. La principal, la CGT, aseguró que la huelga continúa, por lo que el transporte seguirá afectado.

El primer ministro aseguró que el diálogo fue “constructivo”, pero la negociación no evitó que la intersindical convocara una nueva jornada de movilización nacional para el 9 de enero, la cuarta desde el inicio de las protestas el pasado 5 de diciembre.

El Gobierno dijo estar abierto revisar la cuantía de la pensión mínima; la transición al nuevo régimen; la edad “de equilibrio” o pivote, a partir de la cual los trabajadores podrán cobrar la pensión completa, o la consideración de las duras condiciones laborales de ciertos puestos.

Pero subrayó que la reforma de las pensiones formaba parte del programa electoral del actual presidente, Emmanuel Macron, y recordó que la voluntad del Ejecutivo es instaurar un sistema más simple, justo y sólido.

Philippe destacó que hay margen de maniobra sobre la edad de equilibrio, que en la práctica eleva hasta los 64 años la edad de la jubilación, dos más que el mínimo legal.

Asimismo, aseguró que el nuevo plan se aplicará “sin brutalidad” y que la pensión mínima superará el 85% del salario mínimo, porcentaje fijado hasta el momento, para aquellos que tengan una carrera profesional completa.