La Casa Blanca ve margen para negociar la subida de los impuestos a empresas

La Casa Blanca afirmó este jueves que “hay espacio para negociar” con los republicanos sobre la subida de impuestos a empresas propuesta por el presidente de Estados Unidos., Joe Biden, para financiar su plan de infraestructuras por un valor de 2.25 billones de dólares.

“Como el presidente ha dicho, esta es una negociación y él quiere escuchar a los demócratas y republicanos sobre lo que sería aceptable para lograr esto”, dijo la secretaria de Energía estadounidense, Jennifer Granholm, en una rueda de prensa en la Casa Blanca.

En ese sentido, adelantó que las conversaciones podrían comenzar la próxima semana, tan pronto como el Congreso regrese de su receso.

Y expresó el deseo del Gobierno de Biden de que pueda haber algún “progreso” al respecto hacia el Día de los Caídos (Memorial Day), a finales de mayo.

El mandatario instó este miércoles a los republicanos a sentarse a dialogar para sacar adelante su plan de infraestructuras y les advirtió de que la inacción es inaceptable.

Biden ha propuesto incrementar los impuestos a las corporaciones para dotar de fondos su plan, lo que ha suscitado críticas no solo entre los republicanos sino también entre los demócratas.

El miércoles, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos recomendó en un informe de 19 páginas una subida de impuestos sobe las empresas para recaudar 2.5 billones de dólares a lo largo de 15 años.

A diferencia del paquete de estímulo económico por valor de 1.9 billones de dólares aprobado en marzo por el Congreso, cuyo costo se ha añadido a la deuda nacional, la Casa Blanca busca en esta ocasión que sean los impuestos a las compañías los que financien el plan de infraestructuras.

Biden quiere sacar adelante la iniciativa pese a que la estrecha mayoría de su partido en el Senado lo obliga o bien a contar con apoyos republicanos o bien a recurrir a mecanismos legislativos excepcionales.