La privatización del sistema eléctrico de Puerto Rico podría llegar en agosto

El paso a manos privadas del sistema de transmisión y distribución del sector eléctrico de Puerto Rico se podría hacer realidad el próximo mes de agosto, según señaló este martes el director ejecutivo de la estatal Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), José Ortiz.

El directivo, durante una comparecencia ante la Comisión de Desarrollo Económico y Energético de la Cámara de Representantes, señaló que espera que en agosto se produzca el paso a manos privadas, aunque matizó que antes se producirá el anuncio oficial.

Recordó que estaba previsto que la privatización se completara a finales del año pasado, pero que el proceso se retrasó.

Ortiz dijo que antes de la firma del contrato la AEE debe disponer de la aprobación del Negociado de Energía y la Junta de Supervisión Fiscal (JSF), entidad federal de supervisión al Ejecutivo de San Juan.

El funcionario detalló que se han producido contactos con empresas que aspiran a quedarse con los contratos de privatización y que, incluso, ya se ha seleccionado a las compañías que se consideran las más adecuadas.

Ortiz indicó además que espera llegar en breve a un acuerdo sobre el estimado de costos para la renovación del sistema eléctrico, que sería cubierto con fondos de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (Fema), por, según cifras barajadas informalmente, cerca de 15,000 millones de dólares.

La privatización de distribución y transmisión de la AEE se lleva a cabo bajo la Ley 120 para la Transformación del Sistema Eléctrico de Puerto Rico.

Aunque denominada privatización, el proceso en marcha en la AEE no se trata de un paso de activos públicos a la empresa privada, si no que responde a un tipo de concesión.

La AEE anunció hace poco más de un año un acuerdo sobre su deuda de 8,000 millones de dólares, que según un estudio del Instituto para Economías Energéticas y Análisis Financiero (IEEFA, en inglés) supondrá un aumento de los precios de la luz en un 13 %, según augura un estudio del Instituto para Economías Energéticas y Análisis Financiero (IEEFA, en inglés).

El IEEFA estima que en los próximos 48 años la isla pagará más de 23,000 millones de dólares además de entre 100 y 200 millones de dólares en concepto de pago por el acuerdo para cubrir gastos administrativos sobre el trato alcanzado.

En mayo de 2019 fue alcanzado un acuerdo para reestructurar 8,000 millones de dólares resultado de negociaciones con un grupo de los principales acreedores de la AEE y la compañía aseguradora de bonos Assured Guaranty Corp.