Saludan salida de grandes supermercado de la Red de Abastecimiento Social

El Consejo Dominicano de Detallistas en Provisiones (Codepro) saludó la decisión de la Administradora de Subsidios Sociales (ADESS) de excluir de la Red de Abastecimiento Social (RAS) para los beneficiarios de los programas sociales del gobierno a las grandes cadenas de supermercados, al considerar que esto retorna dicho programa a sus orígenes, donde fue concebido para que los pequeños comerciantes les suplieran los alimentos a los beneficiarios de dicho programa.

El presidente de Codepro, Rafael Santos, expresó que “los pequeños comercios que por años han sido los receptores de la tarjeta solidaridad, con esta medida ven un respiro, ya que hemos sido muy afectados debido a que las grandes superficies constituyen una competencia desigual para los pequeños comercios”.

El dirigente comercial sostuvo que sin lugar a dudas los detallistas que pasan la Tarjeta Solidaridad van a recibir impacto positivo con esa medida, porque se dinamizarán las ventas, lo cual representa un alivio ante esta situación de crisis económica que vive la nación dominicana fruto de la pandemia del COVID-19 que afecta el mundo.

Santos sugirió que se implemente un programa de nuevas afiliaciones para que algunos comercios que aún no estén en la red sean evaluados para ser ingresados, siempre tomando en cuenta la distancia uno del otro para que le resulte rentable de acuerdo al número de beneficiarios o tarjetahabientes que haya en la demarcación.

“Estamos en la mejor disposición de seguir contribuyendo con las autoridades para que este programa siga cumpliendo su doble cometido, por un lado, llevar un apoyo económico a las familias, envejecientes, madres solteras y estudiantes de escasos recursos, y por otro que estos consumos se realizaran en los pequeños comercios de los barrios para así contribuir con el desarrollo de dichos comercios y a la vez se le hiciera más cómodo al beneficiario hacer la transacción”, expresó el presidente de Codepro.

ADESS notificó a las grandes cadenas de supermercados que a partir del 14 de marzo quedarán excluidas de la Red de Abastecimiento Social (RAS), debido al desmonte gradual de beneficiarios y la disminución del monto del subsidio del programa Quédate en Casa, en transición al programa Supérate.

En carta enviada a estos establecimientos, la directora general de la institución, Digna Reynoso, agradeció y valoró el apoyo recibido hasta el momento.