Zonas francas del país, en tercer lugar del mundo entre productores de equipos médicos

Las zonas francas de la República Dominicana están en el tercer lugar del mundo como las mayores productoras de equipos médicos, afirmó este miércoles el presidente de la Asociación Dominicana de Zonas Francas (Adozona), Federico Domínguez Aristy.

Muchos de los productos que están haciendo estas empresas ahora son de los más demandados para combatir el coronavirus COVID-19.

A continuación la entrevista que ofreció Domínguez Aristy al respecto.

¿Por qué es tan importante que las zonas francas de dispositivos médicos sigan operando en tiempos de COVID 19?

La República Dominicana es el tercer país mayor productor de equipos médicos en el mundo con más de 30 empresas de Zonas Francas localizadas en diferentes puntos del país; y muchos de los productos que éstas manufacturan son esenciales, no solo para combatir el COVID-19, sino muchas otras enfermedades que siguen presentes y que van desde una gripe común hasta un cáncer de fases avanzadas.

¿Pero no está protegiendo la salud de los colaboradores de esas zonas francas?

Estos colaboradores de zonas francas que siguen operando son héroes, igual que los son los médicos, los policías o el personal de supermercados y farmacia que siguen laborando.

Pero es importante señalar que las empresas en operación redujeron la empleomanía en alrededor de un 50%, se enviaron a sus casas a todas las personas con condiciones de riesgos, se ha implementado el distanciamiento social, se han dotado y dado cumplimiento a todos los protocolos de salud. Para evitar el riesgo de contagio de COVID 19, todas las empresas han mitigado el riesgo aplicando las recomendaciones de las autoridades de salud, en adición a los protocolos de seguridad estándares que deben de cumplir.

¿Qué es lo que se produce en esas empresas que es tan importante que las mismas sigan abiertas?

El mejor ejemplo de la importancia de estas empresas es que diariamente en esas zonas francas se están produciendo más de 20 mil mascarillas. Pero también se producen las bolsas y los bajantes de los sueros que se utilizan en el mundo entero, así como las vestimentas y uniformes médicos que son requeridos. También equipos que ayudan a drenar los líquidos en los pulmones, equipos para agujas, equipos de transfusión de sangre, sábanas quirúrgicas, equipos para mediciones electromagnéticas en el cuerpo. En fin, son decenas de productos esenciales para preservar la vida de miles y miles de pacientes en República Dominicana y el mundo.

¿Cómo estarán dando asistencia en las empresas para evitar que se den casos y para atender los casos que se produzcan?

El Clúster de Dispositivos Médicos de Adozona ha estado activo trabajando diariamente con las empresas que se mantienen operando en este sector para implementar las medidas de prevención que ha recomendado el Ministerio de Salud. Además, se ha distribuido ese protocolo con todos los colaboradores y se está reforzando con personal médico especialista que está dando guía a los colaboradores de cómo manejarse en sus puestos de trabajo, pero más importante aún, cómo mitigar el riesgo cuando se transporta o cuando llegan a sus hogares.

¿Qué van a hacer con las empresas que no son de equipos médicos y qué impacto tendrá esta pausa en el sector de zonas francas?

El impacto será mayúsculo, pero ahora mismo en Adozona en lo que estamos concentrados es en la salud y el bienestar de los más de 170 mil empleados del sector y de la población en general. Por esto instruimos a que todas las empresas que no fueran de dispositivos médicos a que suspendieran sus operaciones mientras dure el estado de emergencia, por eso hemos visto que solo está operando apenas un 6 a 8% de los empleados totales de zonas francas, quienes están comprometidos con la salud de todos.