Al menos dos muertos y seis heridos en el derrumbe de un edificio en Estambul

EFE

  • En el edificio había 14 apartamentos de viviendas y en el registro municipal constaban 43 vecinos residentes.
  • El gobernador no ofrece una cifra exacta de las personas que podrían estar atrapadas entre los escombros.
  • La Justicia ha vetado la difusión de imágenes del siniestro.

Desplome de un edificio en Estambul

Un edificio habitado de ocho plantas se derrumbó este miércoles en el barrio de Kartal en Estambul, causando la muerte de al menos dos personas y sepultando bajo los escombros al menos a otras seis, informó la emisora turca NTV antes de que la Justicia vetara la difusión de imágenes del siniestro.

Una hora y media después del derrumbe, que tuvo lugar a las 13:00 GMT, se había recuperado un cadáver y se había conseguido rescatar a tres heridos, entre ellos una mujer, mientras seguían las labores para alcanzar a una cuarta persona herida.

Numerosos equipos de rescate, entre ellos uno con perros rastreadores, reforzaron el primer dispositivo de emergencia. Según declaró el gobernador de Estambul, Ali Yerlikaya, a la cadena NTV, en el edificio había 14 apartamentos de viviendas y en el registro municipal constaban 43 vecinos residentes.

Sin cifras exactas de las personas atrapadas

Yerlikaya avanzó que las obras de rescate iban a continuar durante toda la noche, pero no hizo estimaciones sobre cuántas personas podrían aún estar atrapadas entre los escombros. En su cuenta de Twitter ha pedido a la gente evacuar la zona para facilitar el trabajo a los agentes.

Un delegado del barrio, Memis Dikilitas, aseguró a NTV que en el sótano funcionaba un taller textil con más de 20 empleados, aunque otro responsable local, Zeki Dag, dijo a la cadena CNNTürk que en ese taller hoy no había trabajadores.

El ministro del interior, Süleyman Soylu, y el de Urbanismo, Murat Kurum, se han desplazado al lugar, mientras que dos fiscales han sido destinados a investigar las causas del derrumbe.

Vetan la difusión de imágenes

Yerlikaya señaló que el edificio se había construido en 1992, pero que sobre las cinco plantas oficialmente previstas se construyeron luego otras tres de forma ilegal.

Dekilitas desmintió el rumor inicial de que se hubiese registrado una explosión en el momento del derrumbe y aseguró a NTV que el edificio «se cayó solo».

Un juzgado local ha impuesto un veto a la difusión de imágenes (fotos o filmación) del siniestro, una medida que en los últimos años se ha vuelto frecuente en Turquía en casos de accidentes o atentados con un posible alto número de víctimas.