Detienen a un matrimonio que torturaba a su empleada doméstica de 13 años

EFE

  • La pareja, de origen marroquí, ha sido detenida en Casablanca (Marruecos).
  • El marido tiene abierta otra investigación por presuntamente haber amenazado a la familia de la menor para retirar la denuncia.
  • Si el matrimonio va a juicio, será la primera vez que en Marruecos se juzga a los empleadores por maltrato.

Empleada del hogar

Una pareja de marroquíes han sido detenidos en Casablanca (Marruecos) tras una denuncia de torturas y malos tratos a la criada que trabaja con ellos como empleada doméstica y que solo tiene 13 años, según informó la policía en un comunicado.

Además, la Procuraduría —fiscalía— ha abierto otra investigación al marido por presuntamente haber amenazado a la familia de la menor para obligarlos a retirar la denuncia interpuesta contra ellos.

Un médico forense ya ha examinado a la niña y ha encontrado pruebas de que fue víctima de violencias y torturas, por lo que el Procurador ha ordenado una investigación en profundidad.

El caso de esta niña torturada ha salpicado, además, a un oficial de policía que estaba de guardia cuando se presentaron los padres de la muchacha para denunciar los hechos y cometió «faltas profesionales de procedimiento».

Si la Procuraduría formaliza sus cargos y los acusados van a juicio, será la primera vez en Marruecos que se juzga a los empleadores por maltrato y torturas a una empleada doméstica, aunque sí hubo un juicio por caso en el que una criada terminó muerta.

Los menores de 16 años no pueden trabajar en servicio doméstico

El trabajo de las niñas en servicio doméstico es en teoría ilegal desde que en el pasado octubre se aprobó una ley que lo prohíbe para los menores de 16 años, aunque las organizaciones defensoras de la infancia han alertado de que faltan mecanismos de vigilancia, pues no permite la visita a los domicilios de los inspectores de trabajo sin una orden judicial.

La propia ley tardó varios años en ser aprobada, ante la tolerancia social y política durante mucho tiempo al fenómeno de las «niñas criadas», que ha disminuido en los últimos años.