Dona parte de su hígado a su madre y bromea diciendo que ya está libre de regalos del Día de la Madre

20MINUTOS.ES

  • Gwen Finlayson está ya libre de la hepatitis autoinmune que sufría desde 1991.

Hijo y madre

Gwen Finlayson es una mujer e 63 años de de Utah (Estados Unidos), que ya está libre de la hepatitis autoinmune que sufría desde 1991 gracias a que su hijo Brandon, de 37, le ha donado parte de su hígado, informa CNN.

«Iba al hospital y me quedaba. No estaba superando las cosas. Hubo muchos indicios de que esto iba de mal en peor a toda prisa«, dijo Gwen Finlayson. Entró en la lista nacional de trasplantes el año pasado, pero las probabilidades de que obtuviera un órgano eran muy escasos.

Su hijo, Brandon, era compatible y se ofreció para el trasplante, pero Gwen no quería ponerlo en riesgo, porque es padre de cinco niños. Tras mucho insistir, ella accedió.

Los médicos usaron escáneres del hígado de Brandon para luego imprimir una copia 3D del mismo y hacer un ensayo del procedimiento: era la primera vez que trasplantaban el lóbulo izquierdo del hígado de un donante vivo.

«Normalmente tomamos el lóbulo derecho y tomamos aproximadamente el 60% del hígado sano del donante para dárselo al receptor», dijo el doctor Manuel Rodríguez-Dávalos. «Dicho esto, con el uso de la tecnología actual de imágenes tridimensionales y de impresión tridimensional, podemos realizar una cirugía de hígado de precisión y obtener un injerto en el lóbulo izquierdo que brinda una recuperación más segura y rápida para el donante con resultados iguales o mejores».

Los médicos creen que los hígados de Gwen y Brandon pueden regenerarse y deberían crecer hasta el 90% de su tamaño normal en cuestión de meses. Ahora se están recuperando y Brandon se permite bromear, y asegura que está eximido de regalos del Día de la Madre durante años.