Dos muertos en un tiroteo cerca de una sinagoga en Alemania: el atacante actuó solo y por motivos ultraderechistas

20MINUTOS.ES / Vídeo ATLAS

  • El Gobierno alemán califica de «atentado» el ataque a la sinagoga.
  • El autor del tiroteo ha sido detenido por las fuerzas de seguridad.
  • El ataque se produce en la festividad de Yom Kipur, uno de los días sagrados del calendario judío.

Titoreo en Halle

Al menos dos personas han muerto alcanzadas por disparos en un tiroteo registrado frente a una sinagoga en la localidad de Halle, en el este de Alemania, según ha informado la Policía.

El ataque lo llevó a cabo un hombre solo, un alemán de 27 años que ya ha sido detenido, que actuó por motivos antisemitas o ultraderechistas, según informaciones del semanario Der Spiegel.

El atacante trató de irrumpir en el templo judío fuertemente armado y, al no conseguirlo, hizo varios disparos indiscrimidamente en la calle y en un local de comida rápida turca, donde mató a un hombre y una mujer.

De acuerdo con el mismo medio, que cita a fuentes de la investigación, el atacante es un hombre identificado como Stephan B., de Sajonia-Anhalt, el Land donde se encuentra Halle.

Al parecer grabó un vídeo con una cámara que llevaba instalada en el casco, en el que se ve cómo dispara a una mujer en las cercanías del cementerio judío y luego contra una persona del local turco. En las imágenes también se ve claramente cómo profiere insultos de «judío» y «extranjeros de mierda».

Testigos en Halle han contado que llevaba equipación de combate y estaba armado con una pistola automática. «El hombre llegó hasta la tienda de kebab. Vestía un pasamontañas y portaba un fusil de asalto», ha explicado a la cadena n-tv un testigo. «Lanzó una granada, que rebotó frente a la puerta y estalló delante de otra persona en el suelo», ha precisado.

La Fiscalía asume la investigación

El ataque ocurrió sobre las 10.00 GMT de este miércoles y la Fiscalía General alemana asumió poco después la investigación, como ocurre cuando hay sospecha de terrorismo u otros trasfondos extremistas.

El presidente de la Comunidad Judía de Halle, Max Privorotzki, ha explicado que los asaltantes han intentado entrar en la sinagoga, donde había entre 70 y 80 personas, pero las medidas de seguridad «han impedido el ataque».

Un portavoz policial ha precisado a Der Spiegel que un hombre ha muerto en un restaurante de comida rápida y una mujer ha fallecido en una calle próxima al cementerio judío. Los hechos se han producido coincidiendo con el Yom Kippur, la festividad más importante para el judaísmo.

Steffen Seibert, portavoz de la canciller Angela Merkel, ha expresado su pesar por las dos víctimas mortales. Del mismo modo, ha calificado de «atentado» el ataque. Seibert también ha explicado que Merkel ha sido informada de lo sucedido y que ha expresado su «solidaridad» a toda la comunidad judía.