El cierre de Gobierno en EE UU se prolongará al menos hasta el jueves

EFE

Senado

El cierre parcial del Gobierno en EE UU se prolongará al menos hasta el jueves después de que las dos cámaras del Congreso levantaran este sábado sus respectivas sesiones sin haber logrado un acuerdo sobre la financiación federal, que expiró la pasada medianoche.

El líder de la mayoría republicana del Senado, Mitch McConnell, anunció que el Senado se reunirá de manera informal el lunes 24 de noviembre, en Nochebuena, y volverá al trabajo el jueves 27 de noviembre para ver si se ha conseguido un acuerdo que permita reabrir el Gobierno.

La Administración está paralizada debido a que republicanos y demócratas no llegaron a un acuerdo anoche sobre la partida de 5.000 millones de dólares que el presidente de EE UU, Donald Trump, quiere incluir en los presupuestos para financiar su muro con México.

McConnell dijo que el presupuesto solo se someterá a voto en el Senado cuando las negociaciones produzcan una «solución aceptable» para todas las partes, es decir, cuando la ley presupuestaria tenga garantizados los 60 votos que necesita para ser aprobada en el Senado.

Los republicanos que tienen mayoría en la Cámara Alta necesitan nueve votos demócratas para aprobar el presupuesto, que para convertirse en ley debe ser rubricado por Trump.

Por el momento, la Casa Blanca se niega a ceder en sus peticiones y considera que los demócratas son los que deben «adaptarse» a las peticiones del presidente y ceder, incluyendo en el presupuesto los 5.000 millones de dólares para el muro, dijeron funcionarios del Gobierno en una llamada con la prensa.

Sin embargo, los líderes demócratas se niegan a incluir una partida por el muro y creen que la parálisis administrativa es culpa de un «berrinche» del mandatario.

800.000 funcionarios afectados

El cierre administrativo afecta a 800.000 de los 2,1 millones de trabajadores federales de EE UU, que dejarán de recibir su sueldo, aunque lo recuperarán cuando se apruebe un presupuesto.

En esta ocasión, el cierre es parcial porque tres cuartas partes del Gobierno —incluido el Pentágono— tienen financiación hasta septiembre de 2019.

No obstante, la parálisis administrativa afecta a agencias de diez ministerios, incluyendo Transporte, Justicia o Seguridad Nacional; así como al Servicio de Recaudación de Impuestos (IRS), la Hacienda de EE UU.

Esas agencias se quedaron sin financiación la pasada medianoche, pero el impacto real del cierre de Gobierno no comenzará a sentirse hasta el miércoles porque la mayoría de los funcionarios tienen vacaciones en Nochebuena y Navidad.

Este es el tercer cierre que afronta Trump desde que llegó al poder a principios de 2017.