«En el barco hay mil maneras de suicidarse»: el Open Arms alerta de su situación extrema

 

El director de Proactiva Open Arms, Oscar Camps, afirmó este sábado que ha enviado cartas a Alemania, Italia, Francia y España donde describe la «extrema situación» a bordo del barco, que este sábado cumple 16 días en el mar con 134 inmigrantes a bordo.

En declaraciones a la Cadena SER, Camps afirmó este sábado «nadie ha respondido» a la llamada de emergencia que viene realizando en los últimos días.

En su opinión, con la negativa de Italia a permitir el desembarco en Lampedusa, se está sometiendo a una situación de reclusión tanto a las personas rescatadas como a la tripulación española». «Sus derechos como ciudadanos europeos se están vulnerando con la complicidad de todos los países de la UE», afirmó.

Por otro lado, Camps tachó de «insostenible» la situación a bordo y recalcó que, a partir de ahora, no se responsabiliza de la seguridad en el barco, donde se han sucedido intentos de suicidio y conatos de violencia.

«En el barco hay mil maneras de suicidarse», afirmó, al tiempo que subrayó que llevan 134 personas a bordo, por lo que «no podemos estar pendientes (de ellas) en todo momento».

«No podemos garantizar la seguridad»

«Después de 16 días a la espera de un puerto seguro donde desembarcar, de 6 evacuaciones médicas y de haber informado sobre nuestra situación a las autoridades, sin que hayamos obtenido ninguna respuesta, nos encontramos en situación de necesidad y ya no podemos garantizar la seguridad de las 134 personas a bordo», informó también otra portavoz de la ONG.

En la actualidad, el Open Arms se halla a menos de un kilómetro de distancia de la isla de Lampedusa, pero el ministro del Interior italiano, Mateo Salvini, le impide atracar en el puerto, a pesar de las resoluciones de hasta tres tribunales del país que ordenan el desembarco y a que seis estados —entre ellos España— se han comprometido a acoger a los inmigrantes.