Manifestantes y artistas vuelven a exigir al gobernador de Puerto Rico que dimita

EFE / 20MINUTOS.ES

Artistas y manifestantes protestan contra el gobernador de Puerto Rico

Decenas de miles de manifestantes, encabezados por artistas y deportistas puertorriqueños, exigieron este lunes una vez más la renuncia del gobernador de la isla, Ricardo Rosselló, por el escándalo político desatado por su implicación en un polémico chat privado.

La jornada, que coincide con un paro nacional, estuvo precedida por una lluvia torrencial y una humedad elevada en San Juan que no interrumpieron las marchas.

El seguimiento de la huelga estaba siendo desigual, pero la protesta superó el paro nacional. Algunas grandes superficies permanecieron abiertas, aunque el pequeño comercio en la capital echó el cierre en varias tiendas. Muchos centros comerciales de San Juan no abrieron, pero debido al paso de la manifestación por delante de los mismos.

Los artistas, como Ricky Martin, Bad Bunny, Residente, y Olga Tañón, entre muchos otros, demostraron nuevamente con su presencia que se han convertido en virtuales líderes de la población puertorriqueña de las protestas de rechazo al mandatario. Ya el pasado miércoles 17 de julio se pusieron al frente de otra protesta masiva en el Viejo San Juan.

Los asistentes piden la renuncia de Rosselló por su participación, junto a miembros de su círculo íntimo en el Gobierno, en un chat en el cual se mofan y burlan de periodistas, artistas y políticos, con un lenguaje soez, homófobo y machista.

«El pueblo habla»

Tras marchar por el expreso Las Américas, una de las principales vías del área de San Juan, el boxeador Tito Trinidad u otros cantantes de la isla como Pedro Capó y Kany García, reiteraron, sobre un escenario, su petición de dimisión.

Residente (exintegrante de Calle 13) dijo que lo ocurrido este lunes «es muy bonito» y advirtió de que las protestas continuarán hasta que renuncie el gobernador, quien el domingo advirtió de que no lo hará, aunque si anunció que no se presentará a la reelección en 2020 y que renunciaba a la presidencia del Partido Nuevo Progresista (PNP). Además, destacó la unidad del pueblo y el hecho de que no hay partidos políticos en las marchas.

Por su parte, Martin dijo que con la marcha de hoy «el pueblo habla», calificó los anuncios de Rosselló este domingo de «estúpidos» y le advirtió de que en la isla «no queremos dictadores».

Olga Tañón, a su vez, cantó Preciosa, una canción nostálgica de amor dedicada a la isla y en la que se refleja también la crisis económica en Puerto Rico en la década de los 30.

Los manifestantes gritaban «Somos más y no tenemos miedo» o «Que llueva que llueva, que Ricky [Rosselló] va pa’fuera».

En la sede del Gobierno

Tras la manifestación que partió y acabó en el estadio Hiram Bithorn, muchos de los asistentes se dirigieron a La Fortaleza, sede del Ejecutivo.

La policía rodeaba la sede de la residencia del gobernador por temor a que pudiera haber incidentesm ya que varias de las manifestaciones diarias se produjeron en el Viejo San Juan delante y en las inmediaciones de la misma y acabaroncon fuertes enfrentamientos entre policía y grupos de asistentes a las marchas. Cientos de personas se congregaron en la zona.

Uno de los principales diarios de la isla, El Nuevo Día, amaneció este lunes con el editorial en portada dedicada a Rosselló. «Gobernador, es hora de escuchar a la gente: tiene que renunciar», titulaba el periódico, asegurandoque el pueblo de Puerto Rico «se ha expresado con elocuencia».

Puertorriqueños de todas las edades y profesiones procedentes de muchos de los municipios de la isla comenzaron a reunirse horas antes del inicio de la marcha en el estadio Hiram Bithorn.

«No vamos a parar», dijo a Efe al inicio de la misma Yumarie, una ama de casa residente en Cabo Rojo, en el sur de la isla, y que viajó a la capital en plena madrugada para llegar a la protesta, que se espera que sea igual de masiva que la celebrada el pasado miércoles en el Viejo San Juan. «Esto no lo había visto nunca, nunca!. Que no se quede nadie en casa hoy. Este ladrón (en referencia al gobernador) se tiene que ir!», aladió.

Noelismar, una enfermera que trabaja en el oeste de la isla y que este lunes pidió permiso para venir a la protesta, aseguró que el «chat no es el problema». «El problema es que nos han estado robando todos estos años, nos han mentido y creían que nos podían engañar, ya lo hicieron con los muertos de (del huracán) María, otra vez, no!», dijo a Efe.