Roger Stone, antiguo colaborador de Trump, detenido por su implicación en la trama rusa

EFE

  • Numerosos medios estadounidenses aseguran que Stone continuó ofreciendo sus servicios de manera informal a Donald Trump tras abandonar su campaña.

Donald Trump, presidente de EE UU

Roger Stone, antiguo colaborador de Donald Trump, ha sido detenido este viernes por el FBI en su casa de Fort Lauderdale, Florida, según han publicado diversos medios estadounidenses.

 A Stone, de 66 años, se le han imputado varios cargos, presentados por el fiscal especial Robert Mueller, que investiga la «trama rusa» sobre la intromisión de Moscú en la campaña electoral de 2016 que llevó a Trump a la Casa Blanca.

El detenido está acusado de obstrucción de un procedimiento oficial, hasta cinco delitos de declaraciones falsas y un cargo de manipulación de testigos, según el Departamento de Justicia.

Los agentes se presentaron en el domicilio de Stone hacia las 6.00 de la mañana hora local e inspeccionaron la casa, cuya puerta abrió el propio excolaborador de Trump, según la CNN. La misma cadena ha informado de que está previsto que hoy mismo comparezca ante la Justicia.

Stone trabajó como asesor de Trump durante la campaña presidencial, aunque varios medios han publicado desde entonces que siguió ofreciendo sus servicios de manera informal después de dejarla en 2015.

El pasado mes de diciembre, Stone afirmaba que no testificaría contra Trump en la causa, una decisión que el presidente aplaudía en twitter. 

En dicho tuit, Trump afirmaba que, con ello, Stone se negaba a «inventarse mentiras e historias sobre el ‘presidente Trump’por un fiscal que va por libre y está fuera de control».

Según The New York Times, La colaboración entre Stone y Trump tiene una larga historia detrás, ya que el primero ha pasado décadas manejando los hilos de la política para influir en varias campañas electorales estadounidenses.