La población vive en pánico

Los niveles de inseguridad que afectan al país mantienen a la población en estado de hipervigilancia y en pánico colectivo que no excluye a policías y militares, lo que se agrava porque la mayoría de las comunidades no tienen servicios de psiquiatría y el Sistema Dominicano de Seguridad Social (SDSS) no da cobertura de consultas ni tratamientos vinculados a la salud mental.

Así lo aseguraron ayer directivos de la Sociedad Dominicana de Psiquiatría quienes señalaron que ese temor afecta a todo el núcleo familiar, incluyendo a los niños, a la sociedad en su conjunto e incluso a dominicanos que viven en el extranjero.

Los directivos de la entidad ven necesario que las instancias estatales marquen el paso en busca de soluciones al estado de inseguridad, violencia y delincuencia que afecta al país, a cuyas acciones debe unirse todas las instituciones nacionales y  la población.

Las preocupaciones de la Sociedad Dominicana de Pediatría fue externada por su presidenta Marisol Taveras y el psiquiatra Secundino Palacios, durante un encuentro donde la entidad presentó su posición sobre los avances y desafíos de la Psiquiatría dominicana. En la actividad participó además el doctor Wilson Morel, psiquiatra infanto juvenil.

Palacios dijo que el pánico que vive la población se observa en el estado de hipervigilancia que mantienen las personas con un aumento de la observación de todo su entorno, sobre todo de quienes se le paran al lado o están delante o detrás de ellos.