Maestros dominicanos cuenta cómo pasan la cuarentena en China

Seguir las reglas establecidas y mantener la calma es la actitud asumida por dos profesionales dominicanos que están una ciudad en cuarentena, en China, donde tienen un contrato de trabajo como maestros de inglés en una escuela privada, que vence en junio de este año.

Las escuelas están cerradas por disposición de las autoridades para evitar la propagación del coronavirus, por lo que David y Clari permanecen, junto a su hija de 12 años, casi todo el tiempo en su apartamento en la ciudad de Gongyi, en la provincia de Henan, ubicada a más de seis kilómetros  al norte de Wuhan, donde surgió el brote de Covid-19.

Siguen al pie de la letra las medidas y no han contraído la enfermedad. Estas van desde tomarles la temperatura cada vez que entran y salen al edificio donde viven, usar mascarillas en las calles de una ciudad donde  el tráfico vehicular se va recobrando poco a poco. En el caso de los autobuses públicos era nulo.

En momentos donde hay conjeturas en República Dominicano con cinco casos confirmados y otros en investigación, David, dominicano nacido en Baní, provincia Peravia, y Clari, nacida en Estados Unidos, hija de padres dominicanos, quisieron mostrarles imágenes y explicar cómo evitan la propagación del coronavirus.

Una vez bajan del edificio donde viven, cuya renta está incluida en su contrato de trabajo, pueden adquirir los productos comestibles y de limpieza en establecimientos cercanos.

Replicar las acciones tomadas por quienes han estado expuestos al contagio son efectivas, sobre todo, para las naciones que no tienen historia de este tipo de enfermedades que se contagian con tanta rapidez.

Es rutinario que el personal de salud de Gongyi visite el apartamento de la joven pareja, según explica Clari, que aunque es un “choque cultural, pero aquí es normal y nosotros manejamos eso de la mejor manera, sin sentirnos ofendidos porque simplemente son regulaciones  de cómo ellos pueden manejar y controlar  que el virus no siga expandiéndose”.

Ellos estuvieron de viaje y cuando llegaron a su ciudad tuvieron que explicar la ruta recorrida, con quienes hicieron contacto  y los medios de transporte utilizados.

RUTINA DIARIA
Tienen recursos

No tienen problemas económicos allá, pues David dice que en la escuela aunque no están dando clases le adelantaron parte del dinero y además pusieron un personal para que les ayude con lo que necesiten.

Lavado de manos
El lavado de las manos es constante en su casa, al subir al elevador usan servilletas para tocar el teclado de los números que tiene colocado un plástico que se retira diariamente.