Medicamentos solicitados de urgencia no fueron recibidos, según Cámara de Cuentas

La realización de procesos de compras bajo “declaratoria de urgencia”, sin cumplir con las características y condiciones de la excepción, es la principal irregularidad cometida por el Ministerio de Salud Pública entre 2012 y 2015, según una de las últimas auditorías publicadas por la Cámara de Cuentas en su búsqueda de faltas durante la gestión administrativa del exministro Freddy Hidalgo.

Pero también destacan diferencias entre los ítems de las resoluciones de urgencia y las órdenes de compra, en las cuales se evidencia, según el órgano auditor, que el total de los medicamentos requeridos “no resultó de la satisfacción de una necesidad fortuita, inesperada y sustentada”.

Se trata de las resoluciones de urgencia 00005 y 00011, ambas de 2013, la primera para la compra de medicamentos y kit de hemodiálisis del Programa “Protegidos”, y la segunda era para la compra de medicamentos y material gastable para ser utilizado en el operativo médico Semana Santa 2013.

Los documentos presentados por los auditores sobre la resolución 00005 muestran que no se ordenaron 77,088 unidades correspondientes a nueve kits y medicamentos señalados en la resolución. De igual forma, sin que se señale el porqué, identificaron que no se ordenaron 101,814 unidades de insumos de la cantidad requerida “de urgencia” en la resolución 00011.

Con ambas resoluciones también se reportaron diferencias entre órdenes de compra y recepción de mercancías. Tal fue el caso del medicamento Revlimid Lenalidomida, del que recibieron 1,386 de 1,575 solicitados, resultando en una diferencia de 189 artículos.

Asimismo, recibieron 78 artículos de ítems que no estaban incluidos en las órdenes de compra, observado por los auditores en la resolución 00011.

Como ha sido constante en las diversas auditorías publicadas esta semana, en esta también se presenta la ausencia de documentación soporte, la cual no fue suministrada.

“La entidad suministró pagos durante el período 2013-2014, por un monto de RD $ 11,391,534, quedando pendiente de suministrar documentos correspondientes a pagos por el monto de RD $1,553,391”, indica el informe.

Más compras irregulares

A inicios de 2013, la institución declaró de urgencia la compra de medicamentos y kit de hemodiálisis del programa “Protegidos”, los cuales ya estaban presupuestados en el plan anual de compras de ese año, “sin que se evidencie el informe pericial que justifique y motive la necesidad de la misma”.

Lo destinado para el proceso contemplado era un monto que ascendía a los RD $764,000,000, de los cuales mediante declaratoria de urgencia adquirió una cantidad por el monto de RD $260,597,167, sin cumplir con las características y condiciones de la excepción.

La auditoría, realizada a los informes financieros de la institución, arrojó además que se realizaron compras mediante declaratoria de urgencia, sin remitir el informe correspondiente a la Contraloría General de la República y a la Cámara de Cuentas, ascendentes a RD $260,597,167 y RD$49,619,273.

Las compras señaladas no fueron publicadas en el portal, ni procedieron a aplicar los procedimientos de selección correspondientes. Tampoco existe evidencia de la formalización de contratos, según lo expuesto en el documento publicado por la Cámara de Cuentas.

Procedimientos de urgencia sin evidencia de cumplimiento del reglamento de la Ley 340-06 de compras y contrataciones públicas, así como también la declaratoria de urgencia sin evidencia de emisión de la Certificación de Existencia de Fondos, son otras faltas cometidas por la institución.

Caso Antipulpo

Esta auditoría realizada por la Cámara de Cuentas, se sigue bajo el proceso de investigación que realiza la Procuraduría General de la República a los involucrados en el caso Antipulpo, entre ellos el exministro de Salud, Lorenzo Wilfredo “Freddy” Hidalgo Núñez, quien desempeñó esa función durante la primera gestión del expresidente Danilo Medina.

Hidalgo cumple prisión domiciliaria como medida de coerción desde el año pasado.

Durante el conocimiento de medida de coerción, a inicios de diciembre de 2020, el grupo de fiscales sostuvo que la gestión de Freddy Hidalgo “malversó al menos RD $236.9 millones en favor del entramado delictivo que tenía como cabeza operativa al imputado Juan Alexis Medina Sánchez”.