Resistir un asalto le costó la vida a un hombre en sector El Valiente

Eran las 5:00 de la mañana del lunes, bajo una penumbra casi total y solo con algunas luces que se desprendían de las casas que abandonaban, cuatro personas caminaban las calles rocosas y sin asfalto que conectan el sector El Valiente en búsqueda del “pan de cada día”.

José Francisco de León y Jorge Luis Medina, junto a dos hombres más, caminaban unidos y se hacían compañía para así tener “un poco más de seguridad” al atravesar las oscuras e inseguras calles del sector ubicado en el distrito municipal de La Caleta, con dirección a la avenida Las Américas, donde cada uno tomaba rumbos diferentes hacia sus lugares de trabajo. Pero esa madrugada el destino les guardó otros planes.

“Nosotros íbamos caminando, doblando en una esquina donde por lo general se detienen los carros y motores porque hay un badén y entre los altos matorrales de un terreno baldío salieron un grupo de atracadores con pistolas y cuchillos”, narra Francisco de León a periodistas de Listín Diario.

Los cuatro hombres, impregnados por el miedo, levantaron las manos y las colocaron en la cabeza, para evitar hacerles creer a los atracadores que tomarían algún elemento que llevaría a un hipotético enfrentamiento entre ambas partes.

No obstante, unos segundos más tarde y ante la impotencia que le causaba el ser atracado, el rostro de Medina cambió de expresión y en un “acto de valentía” apuñaló con un objeto filoso a uno de los atracadores que portaba un cuchillo, provocándole una herida en el torso.

“Jorge es un campesino y no aceptaba en ser atracado. Vio como uno de los atracadores que tenía un cuchillo estaba distraído y se le lanzó y lo apuñaló. Pero después uno de los que tenía pistola, reaccionó”, relata José.

El ataque de Jorge a un atracador, provocándole una herida en el torso, alteraría a uno de los que llevaba un arma de fuego: “Ahora tú vas a ver lo que es reaccionar” dijo el asaltante, disparándole en dos ocasiones en la cabeza y fulminando la vida de este trabajador de 29 años.

Acción siguiente y temiendo que podrían terminar igual que su compañero de caminata, los tres hombres se mantenían estáticos con las manos alzadas mientras los asaltantes se perdían entre la oscuridad y los matorrales del terreno baldío.

“Ellos desaparecieron de entre los matorrales. Nos llevaron todas las pertenencias y mataron a ese pobre muchacho. Es la tercera vez que me atracan por aquí”, explica José.

Atracos diarios

Cada día, el sector de El Valiente es azotado por la delincuencia, con cuatro y cinco atracos diarios, según testimonios recogidos de residentes de la zona.

La tarde del lunes, un grupo de moradores se manifestó en las inmediaciones donde ocurrió el suceso, en la cual también estuvieron agentes de la Policía Nacional.