Se pueden adquirir algunos animales exóticos con permiso de Medio Ambiente; para las pitones no se concede

La información sobre Silvio Alcántara, quien dosmesticó por unos 10 años a las pitones reticulares incautadas en Jicomé, Esperanza, y que además tiene una tigresa y una grulla en su casa, ha desatado una ola de comentarios de si este hombre puede o no tener este tipo de animales.

Reporteros de Listín Diario contactaron al personal del Ministerio de Medio Ambiente para aclarar si esto esto es posible. El director de Biodiversidad de ese organismo, José Manuel Mateo, declaró que para poder ingresar animales exóticos al país se debe pedir un permiso especial. Sin embargo, en el caso de las pintones no se concede.

Asimismo, dijo que dependiendo del origen del animal, el ministerio evalúa si es apto para ingresar a territorio nacional.

Para criaturas como las pitones tenemos una política de no conceder permisos porque consideramos que animales de esa naturaleza no deben estar en manos de particulares”, agregó.

También expresó que la persona interesada en obtener un animal exótico tiene que demostrar que tiene las condiciones y recursos suficientes para darle un buen trato al animal.

Silvio Alcántara, el dueño de las culebras incautadas en Jicomé, también tiene una tigresa y una grulla

Creen que tigresa está ilegal

Al preguntársele por la tigresa que tiene en su poder Silvio Alcántara, el dueño de las pitones, Mateo declaró que es probable que el felino se encuentre de forma ilegal porque no tienen registro alguno de que haya entrado al país.

“Si él no logra demostrar la forma en qué llegó ese animal al país, y no aclara si tuvo intenciones de esconderla o traerla de forma clandestina, ni muestra si está en un ambiente apropiado, es posible que también sea incautada”, acotó.

Cuidados de las pitones reticuladas

Dahianna Mariñez, relacionista público del Parque Zoológico Dominicano, no recomienda tener a las pitones reticuladas como mascota porque son de naturaleza depredadora.

Expuso que son reptiles que aunque no necesitan comer diariamente, necesitan de una buena cantidad de comida para mantenerse, además necesitan estar un espacio amplio.

“Cualquier ser viviente puede ser su presa. Es una especie con mucha fuerza, y se han visto casos en los cuales han escapado de sus jaulas, por lo que se necesita un equipo muy profesional para su cuidado”, explicó.