Siete lecciones para un periodismo distinto

La FIPP (Federación In­ternacional de Prensa Periódica) ha cerra­do la segunda sema­na de conferencias del Congreso Mundial de Medios, que está desarrollando este mes. Aquí están las lecciones clave de la segunda semana:

Los medios ganan relevancia 
1 La pandemia ha hecho que el público aprecie el periodismo de calidad, mientras que la confian­za se ha erosionado en las plataformas de redes socia­les que publican historias no ve­rificadas. “Los editores ofrecen confianza y seguridad de mar­ca, lo que, me atrevo a decir, ha pasado de moda en los últimos años”, dijo James Wildman, di­rector ejecutivo de Hearst UK. “Pero el péndulo parece oscilar en nuestra dirección; la integri­dad importa de nuevo”. La cre­ciente desconfianza en las redes sociales debería ser vista como una oportunidad de oro por par­te de los equipos comerciales de los medios, según Juan Señor, presidente de Innovation Media Consulting y coautor del Infor­me anual Innovation in Media World de la FIPP . “Un vertigi­noso colapso de la confianza en las plataformas de redes socia­les ha llevado a algunas marcas a replantearse si deberían gastar sus pocos dólares publicitarios restantes en influencers”, señaló. “Es una ganancia para nosotros porque nuestro periodismo ha sido muy responsable y preciso”.

Conocer a la audiencia para la suscripción
2
A medida que la in­dustria se mueve cada vez más hacia las sus­cripciones digitales y los modelos de mem­bresía, se va haciendo patente que los editores necesitan cono­cer mejor a su audiencia. “Nos di­mos cuenta de que necesitába­mos entender el nicho de nuestra comunidad para servirles de la forma en que ellos querían ser atendidos”, dijo Anita Zielina, Di­rectora de Iniciativas Estratégi­cas de la Escuela de Graduados de Periodismo Craig Newmark. “Es justo decir que hace 20 años, como industria de los medios, no nos relacionábamos tan bien con nuestra audiencia y no pregunta­mos por qué se suscribían a nues­tros medios. No estábamos muy orientados a los datos”.

Monetizar los podcasts sigue siendo complicado
3
Si bien las empresas de medios están invirtien­do mucho en vídeo, habiendo identifica­do su popularidad en­tre consumidores y anunciantes, los podcasts son un hueso duro de roer, según apuntan desde la FIPP. “Cuando se trata de pod­casts, comercialmente es un lar­go camino para obtener benefi­cios”, dijo el director ejecutivo de Hearst UK, James Wildman. “La monetización es un desafío. Hay mucho entusiasmo en torno a los podcasts, y muchos podcasts, pe­ro probablemente, al igual que los desarrollos sociales y de otro tipo, beneficiará más a las pla­taformas que a los editores. Es una forma realmente importan­te para que las marcas sigan sien­do relevantes, pero el modelo comercial no está probado”. Te puede interesar: The Washing­ton Post y Financial Times sellan una alianza para ofrecer una sus­cripción temporal conjunta de cara a las elecciones en EEUU A pesar de los desafíos, John Wil­pers, director de Innovation Me­dia Consulting y coautor del Informe de la FIPP sobre la inno­vación en los medios de comuni­cación, señaló el enorme poten­cial de los podcasts. “Todavía hay mucho margen para los podcasts que abordan temas de nicho que son de gran interés para las co­munidades pequeñas. La gente se está tomando tiempo para es­cuchar. Siempre que tengas una comunidad de pasiones compar­tidas, puedes monetizarla. Solo tenemos que averiguar cómo”.

Los medios en el comercio electrónico
4 Los editores se conver­tirán en importantes actores del comercio electrónico en el futu­ro debido a su capaci­dad para inspirar a las personas, dijo en el congreso Jonas Sjoste­dt, CTO y cofundador de Tipser, durante una charla sobre cómo las empresas digitales pueden adoptar nuevos modelos de in­gresos confiables en una etapa posterior al COVID-19. “Los edi­tores tienen una gran ventaja (sobre Amazon) porque los visi­tantes vienen a los medios para inspirarse y pasan su tiempo li­bre”, señaló. “Vienen libremente y regresan. Pueden aprovechar eso para introducir un comercio relevante. Amazon es un desti­no donde vas cuándo sabes lo que quieres, pero para las cosas que no sabías que necesitabas, ahí es don­de los editores tienen una ventaja fantástica”.

Los editores deben vender su periodismo
5 La mayor innovación de este año son las empre­sas de medios que ven­den periodismo para compensar la pérdida de ingresos publicitarios, según Juan Señor. “Hemos estado vendiendo la cosa equivocada”, señaló. “Va a ser cada vez más difícil ganarse la vida dependiendo sólo de la publi­cidad en medios digitales. La for­ma más rápida de lograr la soste­nibilidad es encontrar una forma de cobrar por su periodismo. Si no vale la pena vender tu periodismo, no deberías estar en este negocio. A menos que consigas que la gente pague por tu información, se acabó el juego. La gente ha redescubier­to el valor de consumir periodismo de calidad durante la crisis y te­nemos que aprovechar este mo­mento de la historia. Debes de­sarrollar la autoconvicción en tu marca para decirles a los lectores que tienen que pagar”. Un núme­ro cada vez mayor de editores se está dando cuenta de la impor­tancia de poner su contenido de­trás de un muro de pago, reve­ló Rasmus Kleis Nielsen, director del Instituto Reuters para el Estu­dio del Periodismo en la Univer­sidad de Oxford. “Cada vez más editores, a medida que ven dismi­nuir los ingresos por publicidad, se están moviendo hacia diferen­tes formas de modelos de pago e ingresos por lectores”, dijo. “Y en varios países hay un pequeño cre­cimiento incremental pero signifi­cativo en la cantidad de personas que dicen que están pagando por noticias en línea”.

El trabajo remoto entorpece la creatividad
6 Si bien las empresas de medios han adop­tado el trabajo remo­to, existe un creciente deseo entre los edito­res y los empleados de estar cara a cara. “Permitimos que los equi­pos vengan y trabajen como gru­pos porque eso es algo que nues­tra gente dice que realmente se está perdiendo”, dijo James Wild­man, CEO de Hearst UK. “Si bien la gente trabaja de manera efi­caz de forma remota, definitiva­mente perdemos algo al no tener interacciones cara a cara: la es­pontaneidad, la creatividad que proviene de intercambiar ideas entre sí. Esta vida de Teams y Zo­om que todos hemos adoptado, la videoconferencia consecutiva, es excelente hasta cierto punto, pero definitivamente se siente bastan­te lineal y un poco funcional. Nos falta algo en términos de cultu­ra y también es importante para que nuestro personal más joven pueda desarrollarse”. Juan Se­ñor estuvo de acuerdo en que las empresas deben llevar a sus tra­bajadores a la oficina lo antes po­sible. “Hacer un gran contenido es un esfuerzo de colaboración”, dijo. “Creo que los humanos no están programados para traba­jar desde casa. Es exactamente lo contrario. La gente ahora asocia quedarse en casa con el aspecto punitivo de esta experiencia, co­mo estar en cuarentena y no po­der salir a tomar aire fresco. Si, además de eso, espera que sean productivos, se encontrará con una gran sorpresa “.

Lo viejo es oro
7 Los archivos pueden ser oro. Srini Srinivasan, di­rectora general de Vika­tan Group reveló cómo volvieron a sumergirse con éxito en sus archivos cuando se agotó el contenido original. “No ha habido noticias de entretenimiento durante seis meses, por lo que he­mos utilizado las cosas del pasado”, dijo. “Y creemos que esto nos es­tá preparando para un crecimien­to aún mejor, de hecho. Lo viejo es oro.” El semanario alemán Die Zeit también reutilizó muy bien conte­nido antiguo al preparar una news­letter popup para niños durante el confinamiento como parte de su popular programa de membre­sía, Friends of Die Zeit. “Enviamos una tira cómica de una revista anti­gua como un boletín diario”, expli­có el gerente de proyecto, Lennart Schneider. “Es un contenido que se puede consumir en unos minutos y la gente parece disfrutarlo real­mente”.