17 películas y documentales imprescindibles para apasionados del ajedrez

17 películas y documentales imprescindibles para apasionados del ajedrez

16 piezas por jugador y un tablero de 64 casillas. Eso es todo lo que se necesita para jugar al ajedrez, uno de los juegos de tablero con más historia y que incluso es considerado deporte. Tanto si eres todo un experto como si eres un simple novato, a continuación te ofrecemos una recopilación de películas y documentales relacionadas con este mundillo: desde historias de grandes ajedrecistas, pasando por la Guerra Fría que también se desarrolló en los tableros y hasta cómo el ajedrez une y ayuda a que escuelas de barrios marginales ofrezcan esperanza a sus alumnos.


Brooklyn Castle (documental, 2012)

«Imagínate una escuela donde los niños más populares pertenecen… al equipo de ajedrez». ¿Ficción? No: es la historia real de un pequeño instituto de Brooklyn. La mayoría de sus alumnos viven bajo el umbral de la pobreza y el ajedrez es para ellos una vía de escape. Durante los últimos años se han proclamado una y otra vez campeones nacionales y, de hecho, dicho instituto es el que más campeonatos ha ganado a lo largo de su historia.

El documental se centra en la historia de cinco de sus alumnos durante un año, mostrándonos no únicamente cómo el programa de ajedrez de su escuela se ha visto perjudicado por los numerosos recortes presupuestarios, sino también las propias dificultades y retos personales que estos chicos deben superar día a día. Fue muy bien acogido entre la crítica después de ser proyectado en diversos festivales, lo que le ha servido para que Sony se fijase en la historia y adquiriese los derechos para hacer una película.

Bobby Fischer Against the World (documental, 2011)

Otro documental, aunque en este caso sobre uno de los ajedrecistas más populares de la historia que no solo cuenta con entrevistas de muchos de sus compañeros de profesión, sino que además muestra por primera vez material nunca antes visto del Campeonato Mundial de Ajedrez de 1972, que se decidió con lo que entonces se conoció como Partida del Siglo entre Fischer y su archienemigo ruso Boris Spassky. «Una de las películas más hermosas rodada nunca sobre el ajedrez«, dice Federico Marín Bellón.

El caso Fischer (película, 2015)

Por si te quedas con ganas de saber más sobre Bobby Fischer y su historia, la película ‘Pawn Sacrifice’ se centra precisamente en su vida y en cómo, sin quererlo, se vio atrapado en plena Guerra Fría entre las dos grandes superpotencias del momento. Tobey Maguire da vida al protagonista, mientras que Liev Schreiber fue el elegido para interpretar a Boris Spassky. Acabó llegando a nuestro país en 2016 y actualmente puede verse en algunas plataformas de streaming.

En busca de Bobby Fischer (película, 1993)

Aunque lleva el nombre de Bobby Fischer en el título, no tiene nada que ver con el conocido ajedrecista (de hecho, se dice que éste se quejó de que utilizaran su nombre sin permiso). En su lugar, ‘En busca de Bobby Fischer’ cuenta la historia de Joshua Waitzkin, un niño prodigio que existió (y existe) en la realidad. Su padre escribió un libro sobre el mundo del ajedrez, que es en el que se basa la película. Y ojito porque, si eres un aficionado de esta disciplina, encontrarás algún cameo de populares maestros a lo largo de la cinta.

¿Su argumento? Básicamente la vida de Waitzkin después de que su familia descubriera que tenía un don para el ajedrez y contratan a un profesor para que le enseñe a sacar partido a sus habilidades para convertirse en el próximo campeón del mundo. A lo largo del juego se ven diversas partidas que han sido analizadas a posteriori por otros jugadores. Sin embargo, algunos critican varios fallos importantes que ésta tiene y que pueden pasar desapercibidos para el ojo inexperto.

Gambito de reina (serie, 2020)

El último éxito sorpresa de Netflix ha sido esta miniserie de siete episodios basada en una novela de Walter Tevis de 1983 que cuenta la historia de una huérfana superdotada para el ajedrez que se convierte en campeona y atraviesa su propio via crucis de adicciones y carencias emocionales. El personaje de Beth Harmon no existió en realidad, pero determinados detalles de su biografía se han inspirado en maestros reales como Bobby Fischer y Judit Polgár.

La serie ha levantado elogios no solo por la impresionante interpretación de Anya Taylor-Joy, sino por el exquisito cuidado con el que se replica la ambientación de los torneos en los años cincuenta y sesenta. Y también por la asesoría de expertos en ajedrez de la talla de Kasparov, que ha ayudado a que las partidas que salen en pantalla sean cuidadosas réplicas de enfrentamientos históricos. Un auténtico regalo para aficionados al tablero.

El juego más frío (película, 2019)

El ajedrez no solo ha sido excusa para contar biografías de superdotados recluidos en su propia mente, sino también telón de fondo de thrillers, a menudo de espías debido a la importancia simbólica que el choque ajedrecístico entre Estados Unidos y Rusia tuvo durante la Guerra Fría. En esta producción polaca, Bill Pullman es un ex-campeón con los inevitables problemas de adicciones que se ve inmerso en una trama de espionaje. Ajedrez y política corren paralelas en una lucha sin cuartel por controlar tableros de todo tipo.

La jugadora (película, 2009)

Una producción francesa en la que el ajedrez es el telón de fondo para un drama intimista protagonizado por Sandrine Bonnaire y Kevin Kline, en el que una mujer que lleva una vida aparentemente tranquila en Córcega se queda fascinada con una partida de ajedrez de una pareja en el hotel donde trabaja. Con la ayuda de un maduro maestro de ajedrez de la zona descubrirá que, pese a que su familia le da la espalda, tiene un talento natural para el deporte

Computer Chess (película, 2013)

Una comedia extraña, rodada en blanco y negro para darle más autenticidad (no, no es un documental aunque quiera parecerlo). Está ambientada en los 80, cuando los jugadores comenzaban a jugar contra algunos ordenadores. Su director confiesa en una entrevista que tan sólo tenían un borrador de guión de ocho páginas y que la mayoría del diálogo es improvisado, así que te puedes imaginar la improvisación que hay presente en todo momento en el resultado final.

Como consecuencia, y al ser también de una temática tan específica, las reviews han sido bastante dispares: algunos la critican y mucho mientras que otros consideran que se trata de una de las mejores comedias de los últimos tiempos. Lo más probable es que te guste si eres un gran aficionado al ajedrez o a los ordenadores (preferiblemente a ambos), pero si no, puede hacerse bastante pesada y aburrida.

La defensa Luzhin (película, 2000)

De nuevo el ajedrez como telón de fondo de una historia romántica de idilio entre clases contrapuestas y caracteres divergentes, en este caso un gran maestro del ajedrez ruso (John Turturro), encandilado con una joven de clase alta (Emily Watson). El ajedrecista, tan inteligente como incapacitado para las convenciones sociales, atrae con su errático comportamiento a la chica, que le hace descubrir un mundo más allá de ese ajedrez que le ha obsesionado desde que era un niño sin posibilidad de relacionarse con el mundo real.

La reina de Katwe (película, 2016)

Esta producción Disney tiene absolutamente todos los problemas que puedes imaginar en un biopic pasado por el filtro de la Casa del Ratón: dulcificación de la tragedia, mensaje buenrollista, corrección a toda costa, poco riesgo creativo. Pero es una buena oportunidad de acercarse a la biografía de Phiona Mutesi, joven ugandesa prodigio del ajedrez aquí interpretada por una estupenda Lupita Nyong’o. Cuenta cómo descubrió el deporte con 11 años y su ascenso hasta participar en las Olimpiadas.

Por cierto, su director Adam Traynor tiene otra curiosa película sobre ajedrez, ‘Ivory Tower’, una extraña mezcla de romance y épica ajedrecística en la que dos hermanos ajedrecistas se enfrentan por una mujer. Entre medias, la creación de una variante del deporte que llaman Jazz Chess, donde no hay ganadores ni perdedores.

The Dark Horse (película, 2014)

Proyecto con origen en Nueva Zelanda que arrasó en todos los premios nacionales (y se llevó alguno que otro internacional) en 2014. La historia, si bien está contada en forma de película, está inspirada en la vida y obra de Genesis Potini, un popular ajedrecista con transtorno bipolar que intentaba enseñar a los más jóvenes más desfavorecidos de su comunidad a jugar al ajedrez para evitar que se convirtieran en criminales.

Game Over: Kasparov and the Machine (documental, 2003)

Para los que no entendemos mucho de ajedrez, sí que hay un momento de los últimos años con el que estamos muy familiarizados: el «combate» entre Kasparov y Deep Blue. En 1996, esta máquina diseñada por IBM se enfrentó por primera vez contra Garry Kasparov, uno de los mejores ajedrecistas de la historia. Ganó alguna partida, aunque Kasparov salió victorioso en la serie. Las cosas cambiaron en 1997, con Deep Blue coronándose como la primera máquina que ganaba a un campeón del mundo de ajedrez.

Sin embargo, Kasparov no estaba del todo contento con el resultado y llegó a insinuar que en los movimientos de Deep Blue había cierto toque de creatividad, algo imposible para una máquina con inteligencia artificial y que tan sólo podría explicarse con la intervención de un humano. El documental de HBO se hace eco de estas acusaciones y analiza la polémica que surgió entonces, con entrevistas con el propio Kasparov, gente de IBM y otros expertos.

Viva la reina (película infantil, 1995)

No ganará un Óscar porque tampoco es nada del otro mundo, pero esta película holandesa de 1995 puede ser una buena forma de iniciar en el ajedrez a los más pequeños de la casa. Cuenta la historia de una niña con una gran imaginación que echa de menos a su padre, un campeón de ajedrez al que apenas ha visto. Decide aprender a jugar aunque lo hace de forma muy peculiar: a través de un cuento y con piezas encantadas con las que puede hablar.

El juego de Geri (corto, 1997)

Maxresdefault 2

No fue el primer corto de Pixar (ese puesto lo ocupa ‘Luxo Jr‘, de 1986), pero sí se trata de uno de los cortometrajes más populares de toda la historia del estudio de animación. Sin embargo, sí que fue pionero en algo: fue la primera vez que Pixar mostró a un ser humano en un corto.

En ‘Geri’s Game’ se ve a un anciano jugando contra sí mismo en una partida de ajedrez que se desarrolla intensamente en un parque. Se proyectó en algunos cines en 1997, aunque su éxito llegó en 1998 tras ser incluido en el VHS y el DVD de ‘Bichos’. Hasta tal punto fue su repercusión que el cortometraje se llevó el Óscar a Mejor corto animado, entre otros muchos reconocimientos internacionales.

Chess Fever (película, 1925)

Una película muda y en blanco y negro grabada en la Rusia del año 1925 que se define como «una historia de amor, obsesión… y ¡ajedrez!». Aunque el estilo no te llame demasiado, te parecerá bastante curiosa porque utilizan algunas imágenes reales grabadas durante el torneo anual de aquel año. José Raúl Capablanca, ajedrecista cubano, da vida al protagonista, mientras que también se dejan ver, entre otros, Frank Marshall, Rudolf Spielmann, Carlos Torre y Frederick Yates.

Y si el choque entre ajedrez y cine mudo te interesa como para querer más, acércate a ‘Jaque a la reina’, una película francesa de 1927 en la que un inventor del siglo XVIII enseña su autómata jugador de ajedrez a nobles y reyes hasta llegar a la corte de la mismísima Emperatriz de Rusia. Una película de espectaculares escenarios a tamaño natural que, más que en la historia del ajedrez, se zambulle en la de los famosos autómatas ajedrecistas que son historia del ilusionismo… y la estafa.

Judit contra todos (documental, 2020)


Estupendo documental centrado en la campeona Judit Polgar, la mejor ajedrecista de todos los tiempos. Este documental de Movistar revisa su carrera a fondo, incluyendo entrevistas con la ajedrecista y deteniéndose en el increíble momento en el que Kasparov le hizo trampas. Expertos en ajedrez revisan su carrera en un paseo por la historia reciente del deporte y que arranca cuando sus padres desarrollan un método educativo al margen del sistema y con el ajedrez como base.

La diagonal del loco (película, 1984)

Coproducción francosuiza que en 1984 fue nominada a varios premios internacionales, entre ellos el Óscar a Mejor película de habla no inglesa y al Globo de Oro a Mejor película extranjera, aunque no se llevó ninguno de los galardones. La historia tiene lugar en 1983, durante la celebración de un prestigioso campeonato de ajedrez que escenifica también las tensiones políticas que existían en aquella época. De hecho, y aunque el título despiste, estamos ante una nueva traducción errónea en su llegada a España (‘La Diagonale du Fou’, en el francés original, debería ser ‘La diagonal del alfil’ en castellano, pero «fou» también significa «loco»).

Si bien se trata de una película de ficción, tiene varios paralelismos con algunos sucesos sobre ajedrez que ocurrieron en realidad, tal y como explica la crítica de Beatlespock en Filmaffinity:

La película hace numerosos guiños a acontecimientos ajedrecísticos reales: el Match del Siglo entre Spassky y Fischer en 1972 en Reykyavik y el Campeonato Mundial de Ajedrez de 1978 entre Anatoli Karpov y Viktor Kortchnoi. Pavius Fromm (Alexandre Arbatt) es una especie de mezcla del genial Bobby Fischer y Kortchnoi, un ruso nacionalizado suizo; y Liebskind (Michel Piccoli) y su cohorte de maestros representa seguramente la facción soviética más pura que manipula a su antojo a sus ciudadanos más capaces en pro de la supremacía comunista. Recordemos el papel de Karpov frente a Kasparov en sus inolvidables duelos de los 80, inmovilismo frente a perestroika. (Crítica de Beatlespock en Filmaffinity).

Bonus Track: Si te gusta el ajedrez y tienes curiosidad por alguna de las escenas con tablero y fichas como protagonistas, te recomiendo esta recopilación, donde analizan las posiciones sobre el tablero y también algunas meteduras de pata.


La noticia

17 películas y documentales imprescindibles para apasionados del ajedrez

fue publicada originalmente en

Xataka

por
María González

.