Casi el 99% de los autobuses eléctricos del mundo están en China, y esto ya se empieza a ver en la demanda mundial de petróleo

Casi el 99% de los autobuses eléctricos del mundo están en China, y esto ya se empieza a ver en la demanda mundial de petróleo

Lo de China y su plan por ser un país más verde va en serio y esto empieza a tener repercusiones a escala mundial. De acuerdo a una nueva investigación de Bloomberg NEF, desde 2011 los vehículos eléctricos han provocado una disminución en el consumo global de petróleo de aproximadamente 3%. Lo importante de este dato, es que más de tres cuartas partes de esta disminución se debe sólo a los autobuses eléctricos.

En 2017, se calculó que en el mundo hay aproximadamente 385.000 autobuses eléctricos, de los cuales el 99% están en China, quien a día de hoy es el líder indiscutible en este tipo de transporte y que año con año sigue en aumento. Por poner un ejemplo, la ciudad china de Shenzhen es la primera ciudad del mundo con una flota de autobuses 100% eléctricos.

270.000 barriles de petróleo menos para finales de 2019

Sí, lo de China es impresionante y el caso de Shenzhen es el más claro ejemplo, ya que en 2017 demostraron que un cambio así de radical era posible, y es que estamos hablando de un ciudad de más de 12 millones de habitantes que un día decidió sustituir toda su flota de 16.359 autobuses por eléctricos. Y además, en 2018 emitieron una ley que prohibe usar autobuses de combustión interna.

Y es que los beneficios son claros, ya que, según el estudio, por cada 1.000 autobuses eléctricos en las calles, se dejan de usar 500 barriles petróleo cada día. Si hacemos la comparación con 1.000 coches eléctricos, estos sólo desplazan 15 barriles de petróleo al día.

A día de hoy, ya son 29 las ciudades chinas que han implementado autobuses eléctricos en sus servicios de transporte públicos, y aunque apenas representan el 0,5% de la flota total de vehículos en el país, se estima que tan sólo los autobuses son los responsables del 20% del total de la contaminación en China. Debido a esto, en los últimos cuatro años se ha visto un crecimiento importante de autobuses eléctricos, que se ha traducido en una reducción del 32% de contaminantes.

Las ventajas de los autobuses eléctricos son claras, y se pueden resumir en una gran capacidad para transportar personas, horarios fijos y jornadas completas de operación con una sola carga, que hacen que no se necesite una gran infraestructura de puntos de recarga.

De acuerdo al estudio de Bloomberg NEF, para finales de 2019 veremos una disminución de hasta 270.000 barriles de petróleo diarios debido al incremento de autobuses eléctricos en China, que es más de tres veces lo conseguido por coches eléctricos en el mundo. Pero al tratarse de una tecnológica en plena crecimiento, este impacto se verá reflejado a gran escala en 2040, cuando se estima que los vehículos eléctricos podrán eliminar la demanda de 6,4 millones de barriles cada día.

También te recomendamos


El coche eléctrico chino empieza a aterrizar en Europa: así es Lynk & Co, el fabricante que apuesta por vender online y suscribirse a sus coches


Si tengo que aprender sobre inteligencia artificial, ¿por dónde empiezo?


En Las Vegas quieren que Elon Musk, a través de The Boring Company, construya el nuevo sistema de transporte subterráneo


La noticia

Casi el 99% de los autobuses eléctricos del mundo están en China, y esto ya se empieza a ver en la demanda mundial de petróleo

fue publicada originalmente en



por
Raúl Álvarez

.