De los que creen que 5G matará a las redes Wi-Fi a quienes afirman que de hecho amplificará su uso

De los que creen que 5G matará a las redes Wi-Fi a quienes afirman que de hecho amplificará su uso

Las redes 5G ya están aquí. Eso dicen, claro, porque aunque en 2019 comenzaron a aparecer los primeros móviles con soporte para esta conectividad, las operadoras aún están desplegando una tecnología que quizás está generando demasiadas expectativas.

De hecho hay analistas que aseguran que las redes 5G acabarán reemplazando a las conexiones de fibra y las redes Wi-Fi que tenemos actualmente en entornos empresariales y domésticos. Otros expertos, más cautos, creen que las redes 5G y las redes Wi-Fi coexistirán más que nunca. Hay argumentos interesantes paraq quienes defienden tanto una postura como la otra.


En diez años, adiós a las redes Wi-Fi, dicen unos

Azhar Hussain es el CEO de Hanhaa, una empresa dedicada al desarrollo de soluciones IoT que lo parece tener muy claro. En una entrevista con IEEE Spectrum revelaba que para él el fin de las redes Wi-Fi está cerca.

Según Hussain, las redes 5G permiten aprovechar ciertos rangos específicos del espectro de frecuencias para que ayuntamientos, organizaciones y empresas o incluso universidades creen sus propias redes 5G privadas: redes que facilitarán el trabajo en esas áreas de cobertura y que le permitirán a todas esas entidades tener un mayor control de cómo se usan.

Lo cierto es que el ámbito de la Internet de las Cosas está muy asociado con las redes móviles. Las particularidades de estas soluciones, a menudo situadas en localizaciones en los que la conectividad 3G/4G (y en el futuro 5G) estaban mucho más accesibles que la conectividad Wi-Fi, las hacen mucho más propensas a usar este tipo de redes.

Así lo confirmaba Zach Supalla, CEO de Particle, otra empresa del sector que destacaba que más de la mitad de los dispositivos IoT que se conectan a la nube privada de su empresa lo hacen a través de redes móviles aun teniendo acceso a conectividad Wi-Fi. Para este directivo las empresas suelen preferir los módulos de conectividad celular porque son más sencillos de configurar y porque las empresas pueden controlar mejor la experiencia de los clientes.

Estos expertos aseguran que la configuración de dispositivos Wi-Fi es mucho más sencilla y no da los tradicionales problemas de las redes Wi-Fi, que están más expuestas a la congestión.

Hussain admite que el coste actual de implantación es mayor, pero cree que acabarán bajando incluso hasta desaparecer del todo. La posibilidad de crear esas redes 5G privadas reservando rangos del espectro —en junio habrá subasta en EE.UU., por ejemplo— plantea un futuro con esa singular modalidad de conectividad a redes móviles cerradas.

¿Adiós al router de fibra, hola al resucitado «MiFi»?

Esa promesa que plantean las redes 5G parece a priori difícil de sostenerse si tenemos en cuenta el volumen de datos que usuarios domésticos y empresas transfieren a través de sus redes ADSL o de fibra. Y por extensión, claro, de las Wi-Fi asociadas a ellas.

Mifi 5g El TP-Link Deco 5G es un router que ofrece conectividad WiFi 6 para interiores y también conectividad 5G. Este tipo de productos parecen tener un futuro prometedor por delante.

Es difícil consolidar cifras, pero un estudio de Charter Communications de mayo de 2019 estimaba que de media un usuario de conexiones domésticas de banda ancha ronda los 400 GB de tráfico al mes.

La cifra probablemente varía mucho entre distintos tipos de usuarios, pero lo que es cierto es que la explosión de los servicios de streaming de vídeo, la mensajería y las redes sociales han hecho que ese consumo crezca de forma espectacular en los últimos años. La pregunta, claro, es si las redes 5G por sí solas podrían reemplazar a las de fibra y cable actuales en hogares y empresas y dar esa clase de servicio.

Para los citados expertos esto parece factible, y en el reciente CES de las Vegas vimos ya routers preparados para ello. Fabricantes como NetGear, D-Link o TP-Link presentaron entonces e incluso antes routers 5G que en cierta forma revivían aquel concepto de MiFis que se hizo tan popular hace unos años. Aquellos dispositivos eran pequeños puntos de acceso que se aprovechaban de redes móviles pero daban acceso a varios usuarios de forma simultánea.

Cualquier móvil actual se puede convertir en un MiFi virtual —basta con compartir la conexión de red y crear una WiFi privada a partir de ella— y estos nuevos routers aprovechan y expanden esa idea ofreciendo por ejemplo conectividad 5G y WiFi6. Qué tiempos aquellos en los que algunas operadoras hasta prohibían el tethering.

Lg1 El LG V50 ThinQ ha sido uno de los primeros móviles 5G del mercado junto al Galaxy S10+ 5G o al Xiaomi Mi Mix 3 5G, como apuntaban nuestros compañeros de Xatakamóvil

A esa duda se suma otra aún más importante: la de la cuota de datos móviles que manejamos en la actualidad. Las operadoras trabajan con contratos que ofrecen ciertos límites de transferencia que hoy en día rondan los 20 GB en planes relativamente asequibles en España, por ejemplo.

Esa cuota es perfectamente válida para usuarios móviles por una razón: aprovechan esos datos móviles cuando no tienen acceso a redes Wi-Fi, pero siguen compaginando ese uso de redes móviles con el de redes Wi-Fi convencionales en casa, en la oficina o en lugares públicos que dan acceso a esas conexiones: de otra forma las cuotas se agotarían mucho antes si quisieran acceder por ejemplo a streaming de contenidos o al juego online como lo hacen con sus actuales conexiones ADSL, de fibra (o de cable en países como EE.UU.).

Existen operadoras que llevan tiempo ofreciendo tarifas ilimitadas de minutos, SMS y «gigas», pero en realidad hay letra pequeña en este sentido y por ejemplo Vodafone plantea usos fraudulentos de esas tarifas cuando los usuarios pasan de los 400 o 500 GB de descarga.

5g2

Puede que las conexiones 5G permitan dar un paso mucho más sólido en este sentido y eliminar las cuotas de datos, pero no parece que dicho salto vaya a producirse a corto plazo.

Quién sabe, no obstante, cómo estaremos dentro de esos 10 años en los que Hussein afirmaba que 5G habrá reemplazado a las redes Wi-Fi (yo lo que es lo mismo, a las ADSL y fibra de las que dependen esas conexiones inalámbricas). De momento, eso sí, esta conectividad va ganando batallas, y parece ser la opción para quienes ya piensan en estándares para el coche conectado.

Verizon indicaba recientemente en una conferencia de inversores cómo con 5G «no vemos la necesidad de Wi-Fi en el futuro porque tenemos un entorno de red más seguro». Para Ronan Dunne, directivo de la empresa, «cuando [5G] esté totalmente implantada, hay escenarios sustanciales en los que la Wi-Fi pública se eliminará en favor de las redes 5G por la seguridad, eficiencia y capacidad del servicio». Del dicho al hecho, eso sí, suele haber mucho trecho.

De morir nada: 5G seguirá siendo complemento de las redes Wi-Fi actuales (y futuras), dicen otros

Para otros, no obstante, las redes Wi-Fi (y sus fuentes, fibra, ADSL) no morirán con la adopción masiva de 5G: como ha ocurrido en el pasado con 3G y 4G, seguirán siendo complementarias, afirman otros expertos.

Wifi 5g

Federico Ruiz, del Observatorio Nacional del 5G, así lo afirmaba en una entrevista a El País hace meses. Este experto indicaba que «no veo amenaza para el Wi-Fi. La comodidad y disponibilidad de la conexión móvil siempre ha existido, pero ha coexistido con el uso de la fibra».

Aunque perderá relevancia en zonas públicas, advertía, seguirá siendo fundamental en el hogar y la empresa para redes internas. Es probable que las redes WiFi públicas se conviertan en una rareza más pronto que tarde ante el avance de las redes 5G —ya lo estamos viendo hoy en día—, pero a priori parece difícil que a corto plazo se vaya a producir la muerte de las redes de fibra y ADSL por el éxito de 5G.

Jeff Lipton, vicepresidente de estragia y desarrollo corporativo en Aruba, así lo creía. Este directivo indicaba en NetworkWorld cómo «5G, como todos los accesos móviles, es apropiado si necesitas coberturas muy amplias y altas velocidades. Pero no es ideal para la mayoría de aplicaciones empresariales».

De hecho, destacaba, «Wi-Fi 6 y 5G son prácticamente idénticos en la mayoría de métricas incluyendo ancho de banda, latencia, eficacia y densidad de conexión. En lo que no son iguales es en términos económicos, donde Wi-Fi es mucho mejor. No creo qeu muchos clientes estén dispuestos a cambiar Wi-Fi por 5G a no ser que necesiten esa macrocobertura y esas velocidades de descarga».

Este experto indicaba que espera que estas tecnologías sean complementarias, y parece sensato pensar que al menos en los próximos años la situación será esa. La conectividad 5G promete mucho, pero quizás no tanto como para plantear la muerte de tecnologías como la fibra, el ADSL y unas redes Wi-Fi que nos han acompañado mucho y bien durante las últimas décadas.

Imagen | Unsplash


La noticia

De los que creen que 5G matará a las redes Wi-Fi a quienes afirman que de hecho amplificará su uso

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Javier Pastor

.