Esta empresa está convirtiendo grandes clásicos de Rolls-Royce, Jaguar y Bentley en coches eléctricos

Esta empresa está convirtiendo grandes clásicos de Rolls-Royce, Jaguar y Bentley en coches eléctricos

Corría 1959 cuando Rolls-Royce lanzó el Phantom V, un sedán que estuvo en producción hasta 1968. Fue un coche bastante exclusivo, hasta el punto de que solo se construyeron 832 unidades que fueron a parar a manos de personalidades de la talla de Elton John o la reina Isabel II. Con todo, si nos ceñimos a las unidades fabricadas, no son tan exclusivos como los de la Lunaz, una empresa británica que los está convirtiendo en coches eléctricos.

Lunaz Design es una compañía de ingeniería automovilística que ha diseñado un motor eléctrico que está metiendo bajo el capó de Rolls-Royce Phantom V, Rolls-Royce Cloud, Jaguar XK120 y Bentley S2. Y decimos que son exclusivos porque si del Phantom V se fabricaron 832 unidades, de su versión eléctrica solo se van a fabricar 30. Su precio, por supuesto, no es precisamente popular, ya que parte de los 450.000 dólares, unos 381.000 euros al cambio.


Un clásico electrificado

Rolls Royce Phantom V 1 Rolls-Royce Phantom V.

Según asegura Lunaz Design en su web, su equipo está compuesto por talentos técnicos de Aston Martin, Ferrari, Jaguar, Rolls-Royce, VW, Cosworth y McLaren. Aseguran que tienen «un número limitado de estos vehículos, algunos de los cuales ya no son funcionales», que restauran por completo y electrifican usando un motor de tracción eléctrica modular. Con este, afirman, son capaces de ofrecer «un rango de 250-300 millas (402-480 kilómetros)», dependiendo del modelo en cuestión. Todo ello, por supuesto, acompañado por un interior premium y tecnología como WiFi, ayuda de navegación y GPS.

Actualmente tienen en producción 30 unidades de Rolls-Royce Phantom V, pero también tienen en su catálogo algunos Rolls-Royce Cloud, Jaguar XK120 y Bentley S2 Flying Tour. Electrek se hace eco de los dos primeros y explica que el Phantom monta una batería de 120 kWh y el Silver Cloud una de 80 kWh. Sus precios parten de los 458.000 dólares para el Silver Cloud y de los 654.000 dólares para el Phantom, que al cambio son 387.000 y 555.000 euros, respectivamente.

Rolls Royce Cloud 05 Rolls-Royce Cloud.

Los vehículos son, como poco, llamativos. Mantienen la escena de los modelos originales, solo que el motor de combustión ha sido sustituido por un motor eléctrico. Así, se conservan los detalles del bastidor, las clásicas insignias del capó, el diseño de los asientos e incluso el minibar del Phantom. Toda una delicia para los amantes de los coches clásicos.

Jaguar Xk120 Jun 01 Jaguar XK120.

El Phantom se puede elegir en varios acabados: una limusina de cuatro puertas, un coupé de dos o un drophead. El Rolls-Royce Cloud puede ser un Rolls-Royce Cloud I, Rolls-Royce Cloud II y Rolls-Royce Cloud III. El Jaguar puede ser un XK120, XK140 o XK150 y del Bentley S2 se puede elegir cualquier iteración de la producción de Continental entre 1955 y 1965.

Bentley S2 Flying Spur 07 Bentley S2 Flying Spur.

El Rolls-Royce Phantom V, cuya producción ya ha comenzado, es el primer Rolls-Royce eléctrico, a falta de que la propia marca comience a electrificar su parque de vehículos. Lunaz explica a Classic Cars que el coche estará disponible en todo el mundo, aunque como ya hemos visto, no es que vaya a ser precisamente barato.


La noticia

Esta empresa está convirtiendo grandes clásicos de Rolls-Royce, Jaguar y Bentley en coches eléctricos

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Jose García

.