Dejan para próximo gobierno los trabajos de un pacto fiscal

El ministro de Hacienda, Donald Guerrero Ortiz, manifestó ayer que la tarea de un pacto fiscal deberá iniciarse en el 2020 con la transición hacia otro gobierno.

Antes de participar en un seminario sobre investigación macroeconómica, el funcionario dijo que ahora las autoridades están enfocadas en la mejora de las recaudaciones, en la disminución del fraude, de la elusión y la evasión fiscal.

Consideró que una reforma fiscal es un tema para estudiarse y en su momento tomarse las decisiones que tengan que ver con eso, debido a que ese mandato está contenido en la Estrategia Nacional de Desarrollo (END) como un pacto fiscal. “Eso deberá ocurrir, entendemos nosotros, a medida que se acerque el año 2020, de manera que el próximo gobierno pueda ser parte de ese proceso de reforma que es el pacto fiscal. En este momento está descartado que nosotros durante 2019 nos aboquemos a una reforma fiscal, entiendo que en el año 2020 ya con un nuevo gobierno en proceso de ser electo y que asuma el poder a partir del 16 de agosto de 2020, pues en ese período de transición es cuando se abre la venta para que se pueda negociar un pacto fiscal”, indicó ayer Guerrero Ortiz.

Además del pacto fiscal, el funcionario destacó el tema de la inversión social y dijo que en el país el 48 % del presupuesto está dedicado a este renglón, a educación y a salud.

Sin embargo, el jefe de las finanzas públicas indicó que en general, el país tiene un nivel bajo de inversión pública, debido a que se debería estar aspirando a un 3 % del producto interno bruto (PIB), pero en la actualidad se está en un 2.20%.

El funcionario considera que no se ha llegado al 3% de inversión social por la presión del gasto corriente en el pago de salarios a médicos, enfermeras y profesores.

“Es decir, el gasto corriente, aunque es un gasto de calidad porque está destinado a salud y a educación absorbe una parte importante del presupuesto y nos limita, mientras no podamos aumentar la presión por encima del 18-19% nos limita alcanzar ese objetivo del 3% del PIB como inversión pública”, indicó.

Respecto a la presión tributaria resaltó que los objetivos que propuesto para este año y el próximo, tanto la DGII como la DGA, son objetivos ambiciosos.

“Este año estamos cumpliendo el 100% de las recaudaciones que se han propuesto. Vamos aumentando, no al ritmo necesariamente que la economía demanda porque las necesidades son históricas y amplias pero vamos en buen paso. Para este año superar un poco el 15% 15.1% en el 2018 y para el 2019 la estimada es 15.9%.”, dijo al referirse a la presión tributaria.