Negocian subsidio a harina para evitar alza del pan

El gobierno dominicano, a través del Ministerio de Industria, Comercio y Mipymes (MICM) y la Unión de Pequeños y Medianos Industriales de la Harina (Umpih) negocian una solución para resolver las alzas que han registrado los insumos para producir pan, y así evitar un aumento de su precio.

El presidente de la Unión de Pequeños y Medianos Industriales de la Harina (Umpih), Isachaart Burgos, reveló que el subsidio de RD$500 por saco que entrega el gobierno desde febrero pasado no compensa los aumentos que han registrado los insumos en las últimas semanas.

No obstante, aseguró que el precio del pan, a cinco pesos por unidad, se mantendrá sin cambios por los momentos. “No nos hacemos eco, ni apoyamos un aumento que entendemos es injustificado, especulativo y que lo que va a provocar es un desasosiego en la población, más aún, por personas que no son auténticos productores, ni representantes de ningún gremio”, expresó Burgos.

Dijo que la noche del pasado lunes se reunieron con el ministro Víctor –Ito- Bisonó, y acordaron presentar una propuesta al gobierno y a los miembros de la Umpih. “Estamos haciendo un levantamiento para luego pasar un informe al MICM para que evalúe y a los socios para que tomen sus medidas para reajustar los costos”, indicó Burgos.

“De manera consolidada, nosotros tenemos aumentos entre un 45 % y un 50 % en los costos. Eso es lo que hemos tomado de empresas medianas y pequeñas”, expresó Burgos.

En febrero pasado el gobierno presentó una propuesta al sector para frenar el incremento del precio del pan, que incluyó un subsidio a los industriales de la harina.

“Lo que se había acordado eran 500 pesos por saco de harina para el pan de agua y sobao de cinco pesos. Eso cubría aproximadamente entre 6,500 y 7,000 sacos por día”, indicó el presidente de la Umpih, quien agregó que diariamente procesan alrededor de 12,000 sacos de harina para cubrir el consumo.

La Umpih tiene cerca de 3,000 procesadores de la harina, compuestos por panaderías, reposterías, fabricantes de pizza, empanadas, galletas, entre otros.

Burgos agregó que la Umpih y Coopeharina trabajan y seguirán trabajando para garantizar el bien, la rentabilidad y la estabilidad de sus negocios, pero también pensando en los consumidores. “No está justificado el aumento”, expresó Burgos, ante las informaciones de algunos sectores que indicaron que el precio se había ajustado.