Naufragio en Miches termina en tragedia

Entre el azul del cielo y el de sus aguas, la playa de Celedonio, en Miches, sepultó en las profundidades las esperanzas de cerca de 40 personas que desafiaron las olas para emprender nuevas vidas en tierras extranjeras.

Ocho de los desafiantes perdieron más que solo el ideal de un mejor porvenir, dejaron sus vidas flotando sobre el mar y en consecuencia un vacío en los corazones de sus allegados, que se suma al de muchas otras familias que han sentido también el dolor que arremete bruscamente como las olas en en temporada irregular.

Justamente, fue el fuerte oleaje, por las condiciones meteorológicas, el que sin piedad volcó la embarcación, según explicó a Listín Diario el encargado provincial de la Defensa Civil, Carlos de la Rosa.

Sobrevientes
Hasta horas de la tarde del jueves los organismos de búsqueda habían extraído del agua, además de las ocho personas sin vida, a 23 sobrevivientes, siendo el último de 35 años, aproximadamente.

De la Rosa narró que el personal de rescate se apersonó a la referida playa antes de las 6:00 de la mañana y para entonces ya el mar se había encargado de arrastrar a la orilla a algunos de los fallecidos.

“Cuando llegamos ya habían algunos que la misma playa estaba sacando”, manifestó el encargado.

Asimismo, indicó que de inmediato iniciaron el rastreo de la zona y no muy lejos de la costa comenzaron a identificar víctimas que clamaban por auxilio.

“Ellos mismos llamaban a los muchachos para que los ayudarán”, puntualizó el encargado, al tiempo que detalló que los que lo recuperados con vida presentaban fatiga y deshidratación.

Atención hospitalaria
En ese sentido, por lo menos seis fueron trasladados al Hospital Municipal de Miches para recibir atención médica.

Según una fuente consultada por este medio, cinco eran mujeres, identificadas como Ana de Jesús, de 37 años; Mercedes Cabrera, de 25; así como Denisse Ronaldo, Yahaira Hernández y Perla Martínez; las tres de 24 años.

“Las cinco estaban estables… Duraron como una o dos horas recibiendo hidratación”, detalló la fuente.

De igual modo, José Socorro Espinal, de 23 años, fue ingresado, este por más de cuatro horas, tras presentar quemaduras de segundo grado y deshidratación severa. “Las quemaduras pudieron ser por la gasolina de la yola. El fue el único que estaba así”, destacó.

En el último minuto
De acuerdo con una de las hipótesis que, hasta ahora, manejan las autoridades, la pequeña embarcación que salió desde Samaná se desvío con dirección a Miches al encontrarse con el mal tiempo. “Esa es la versión que han dado algunos de los que entrevistamos”, señaló de la Rosa.

Búsqueda
El componente de la Defensa Civil manifestó, además, que dos unidades acuáticas continuaban la búsqueda de por lo menos otras 10 personas ya que estiman la embarcación contaba con entre 37 y 42 pasajeros. “No tenemos una cantidad exacta. Tu le preguntas a uno y te dice 37 y le preguntas a otro y te dice 42”, sostuvo. No obstante, resaltó que las condiciones climáticas que mantienen un fuerte oleaje en la playa han dificultado las labores de rescate, así como las características propias de la zona, lo que, según dijo, reduce las posibilidades de encontrar más sobrevivientes.

Fallecidos
Hasta el momento, se han recuperado los cuerpos sin vida de ocho personas, seis de los cuales eran de mujeres y dos hombres.

Los sobrevivientes, a excepción del hospitalizado por quemaduras, fueron trasladados por miembros de las Fuerzas Armadas a la capital, donde continuarán con la indagatoria, de acuerdo con la información ofrecida por uniformados del cuartel de la Marina en Miches.

SEPA MÁS
Investigación.
El encargado provincia de la Defensa Civil, Carlos de la Rosa informó que la investigación en torno a los responsables del viaje ilegal ya está en curso y que aún no se ha identificado al capitán de embarcación, que naufragó en medio de un fuerte oleaje.

Viajes en yola.
Los viajes ilegales hacia Puerto Rico en frágiles embarcaciones, son comunes en esta zona y en otras de la región este y el nordeste, muchos de los cuales terminan en tragedia, con un saldo de muertes y desapariciones.